El Plan Estatal de Vivienda debe apoyar la vida independiente de las personas con discapacidad intelectual

4 mujeres beneficiarias del proyecto Mi Casa en Murcia
4 mujeres beneficiarias del proyecto Mi Casa en Murcia

El Gobierno prepara una gran
inversión para apoyar la construcción
de vivienda pública que ayude
a población más vulnerable
o que no puede acceder a tenerla.

Por eso, Plena inclusión ha pedido
que se tenga en cuenta las necesidades
de miles de personas con discapacidad
intelectual y del desarrollo que
quieren tener una vida independiente.

Plena inclusión cree que se necesitan
7.000 nuevos pisos para estas personas
y que la oferta que prepara el Gobierno
es insuficiente.

¿Por qué promover la vida independiente?

Desde Plena inclusión se defiende
que la vida independiente y en comunidad
es un buen modo de ayudar a las
personas con discapacidad intelectual
a que tengan una vida mejor.

Por eso, Plena inclusión ya apoya
en diversoso lugares del país
5.000 pisos y casas en las que viven
personas con discapacidad intelectual.

Pero se necesitan muchas más.
Así se explica que se dirija
al Gobierno para demandar
más apoyo público a este
derecho ciudadano.


Versión en lectura difícil

Este contenido está en lectura difícil Este contenido NO está adaptado a Lectura Fácil

Plena inclusión estima que se necesitan 7.000 pisos con apoyo para facilitar el acceso a la vida independiente de las personas con discapacidad intelectual

 En la actualidad, Plena inclusión ofrece más de 5.000 plazas en viviendas en comunidad para personas con discapacidad intelectual

Madrid, 14 de enero de 2022.- Plena inclusión recuerda el déficit de acceso a la vivienda que sufren de forma especial las personas con discapacidad intelectual y del desarrollo. La semana que viene está previsto que el Gobierno de Pedro Sánchez apruebe el Plan Estatal de Vivienda 2022-2025 en el Consejo de Ministros del martes. En el mismo, se contemplan medidas específicas de apoyo a los colectivos más vulnerables, con un programa de fomento de la vivienda para personas mayores y con discapacidad que Plena inclusión considera insuficiente. Por eso, Plena inclusión, que agrupa a 950 asociaciones que defienden los derechos de 150.000 personas con discapacidad intelectual y sus familias, reclama que este programa contemple ayudas destinadas a responder a la demanda de viviendas de miles de personas con discapacidad intelectual que aspiran a una vida independiente y en comunidad.

En concreto, Plena inclusión estima que sería necesario poner a disposición de las personas o las entidades sociales que las representan cerca de 7.000 viviendas con las que garantizar un derecho ciudadano básico. La estimación parte de los estudios realizados en los últimos años por la confederación entre las 150.000 personas con discapacidad y sus familias que reciben apoyo en los 4.000 centros y servicios que gestiona Plena inclusión en todo el país.

Santiago López, presidente de Plena inclusión España reclama que nuevas medidas de apoyo se recojan las reivindicaciones de uno de los grupos humanos más vulnerables: “Esperamos que el Plan Estatal de Vivienda que el Gobierno va a probar en breve impacte de forma positiva en mejorar el acceso a la vivienda de decenas de miles de personas con discapacidad intelectual y del desarrollo en España”.

Plena inclusión ha constatado que las personas con discapacidad intelectual y del desarrollo eligen mayoritariamente poder vivir de forma independiente en viviendas en la comunidad con apoyos, frente a otras opciones como las residencias o vivir con sus padres durante toda su vida.

LA IMPORTANCIA DE LA VIDA INDEPENDIENTE

Actualmente las entidades de Plena inclusión ofrecen más de 5.000 plazas en viviendas en comunidad entre pisos, apartamentos y casas independientes pero esas plazas son insuficientes para responder a la demanda de las personas y sus familias. El sostenimiento de dichos servicios se hace muy complicado para las asociaciones como consecuencia de los elevados costes de la vivienda (ya sea en alquiler o en propiedad), la escasa financiación de nuevas plazas por parte de las CCAA y la infrafinanciación de las ya existente.

Plena inclusion subraya la urgencia de una coordinación de la intensidad de los apoyos para asegurar la calidad de vida de las personas y su inclusión en la comunidad. Así, figuras como la asistencia personal son claves para el éxito del proyecto de vida de las personas. La confederación desarrolla desde 2018 el proyecto Mi CASA, una iniciativa que demuestra que es posible articular sistemas de apoyos que permitan a las personas con discapacidad intelectual y del desarrollo vivir en comunidad, aunque tengan grandes necesidades de apoyo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba