Misión, ética y valores

La misión de Plena inclusión
es contribuir, desde su compromiso ético,
con apoyos y oportunidades,
a que cada persona con discapacidad intelectual
o del desarrollo y su familia puedan desarrollar
su proyecto de calidad de vida.

La misión incluye también promover su inclusión
como ciudadana de pleno derecho
en una sociedad justa y solidaria.

Cada persona con discapacidad intelectual
o del desarrollo y cada familia deben ser
las protagonistas absolutas de su vida.

Deben tener un proyecto propio de calidad de vida.
O lo que es lo mismo,
tener vidas que merezcan la pena vivirse.

Compromiso ético y valores

En Plena inclusión tenemos un compromiso ético y unos valores.
Nuestras acciones se basan en ellos.
Nos referimos a la relación con las personas
con discapacidad intelectual o del desarrollo,
las familias y las organizaciones.

Además, contamos con 12 valores
que son los que creemos más importantes
para cumplir nuestra misión.

ilustración colaboración cooperación puzzle

A quién beneficia nuestra labor

140000
personas con discapacidad intelectual o del desarrollo

Son las principales destinatarias de nuestro trabajo. Pero, cada vez más, son las personas que defienden sus derechos por sí mismas y toman decisiones en las entidades.

235000
familiares

Son quienes crearon las entidades y el principal apoyo de la mayoría de las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo. Reciben apoyos y servicios de nuestras entidades.

40000
profesionales
Trabajan en las entidades. Prestan apoyos y servicios a las personas con discapacidad intelectual y sus familias.
8000
personas voluntarias

Apoyan a personas con discapacidad intelectual o a sus familias, coordinadas por las entidades.

Ir arriba