Revista digital del movimiento asociativo Plena inclusión

Especial Empleo personalizado

Número 472. Julio de 2022

Vicente Martínez-Tur: “Esta investigación nos dará una foto actual del efecto del empleo personalizado en la vida de las personas con discapacidad intelectual y del desarrollo”

Charlamos con Vicente Martínez- Tur, miembro de IDOCAL (Instituto de Investigación de Psicología de los RRHH, Desarrollo Organizacional y Calidad de la Vida Laboral) de la Universidad de Valencia, sobre la investigación del impacto de la metodología de empleo personalizado en la vida de las personas con discapacidad intelectual y el desarrolo. En la investigación participan
13 federaciones de Plena inclusión.

– ¿Qué fases tiene la investigación?

Tras una primera fase de diseño de la investigación, indicadores, modelos y consideración de los instrumentos de medida, hay otra de reclutamiento de participantes en la que aproximadamente la mitad de las personas con discapacidad intelectual y del desarrollo que participan, se asigna a lo que llamamos grupo experimental (se involucran en un proceso de implementación de la metodología de empleo personalizado) mientras que la otra mitad se asigna al grupo control (siguen su vida normal pero contestan a los mismos cuestionarios que las personas del grupo experimental).

Esto nos permite entrar en otra fase, la de evaluación “pre” que implica el registro de indicadores antes de empezar la implementación de la metodología. Después de esta evaluación, empieza la fase que, seguramente, es más significativa desde un punto de vista profesional: se forma a los profesionales del grupo experimental y ponen en marcha la metodología de empleo personalizado.

Cada persona con discapacidad intelectual y del desarrollo asignada al grupo experimental participa de manera activa en un proceso de empleo personalizado. Durante este proceso, se producen dos evaluaciones más.

Esto nos permitirá observar si los indicadores evolucionan tal y como se va implementando el empleo personalizado, y si hay diferencias en ese cambio temporal entre el grupo experimental y el grupo control. Finalmente, se llevará a cabo una evaluación postergada que nos indicará hasta qué punto se genera un efecto duradero en el tiempo en los indicadores, una vez la intervención ha finalizado.

– ¿En qué fase está la investigación ahora?

En estos momentos se está cerrando el proceso de reclutamiento y la asignación al azar de personas con discapacidad y del desarrollo a los grupos experimental y control. Asimismo, se está abriendo la evaluación “pre” y la formación. La idea es conseguir una línea base en los indicadores. Es decir, una especie de foto actual que veremos si se transforma (o no), y cómo lo hace, a lo largo del tiempo. Esperamos contar con un informe inicial de progreso que describa esta línea base.

– Se suele decir que el empleo personalizado es una metodología probada. ¿Qué certezas tenemos ya sobre él?

Bueno, la información que se posee es congruente con esta idea. Es decir, se han observado asociaciones entre el empleo personalizado, por una parte, e indicadores sobre el empleo y la calidad de vida, por otra. Sin embargo, es bien sabido que muchos de los datos e informaciones que tenemos son descriptivos. Se echan en falta más estudios experimentales o cuasi-experimentales para tener una visión más cabal del efecto que produce esta metodología. La investigación que se está realizando viene a cubrir en cierta medida esta laguna.

– ¿Qué nos queda por aprender? ¿Cuáles son los temas a investigar que te parecen más urgentes?

Yo destacaría tres grandes líneas de trabajo:

-Por supuesto, observar si el empleo personalizado impacta en variables de empleo, inclusión y bienestar de las personas con discapacidad intelectual y del desarrollo. Esta investigación nos permitirá contribuir a este objetivo con un diseño sólido.

-Otra línea de trabajo interesante consiste en establecer los procesos. Es decir, se trata de ir clarificando qué variables cambian para que se produzca el impacto que hemos mencionado más arriba. Los efectos del empleo personalizado no tienen por qué ser directos. Puede haber variables intervinientes que explican el impacto que finalmente se produce. Es posible que esta investigación empiece a clarificar esos procesos.

-Finalmente, hay que tener en cuenta que el empleo personalizado es una metodología compleja que cuenta con diferentes fases y en la que participan diferentes actores (persona con discapacidad intelectual y del desarrollo, profesionales, empresas, familias, etc.). Un aspecto que convendría empezar a clarificar es qué aspectos de la metodología son los que tienen más impacto y son centrales para conseguir los objetivos.

-Las organizaciones tienen muchas dificultades y pocos recursos para recoger datos. ¿Nos hablas de estas dificultades? ¿Cómo afectan al estudio? ¿De qué manera se debe adaptar una investigación a una realidad como esta?

Es verdad que una investigación de este tipo plantea muchas dificultades. Estamos ante una investigación que se realiza en contextos reales. Esto tiene grandes ventajas. Sobre todo, nos permite intervenir en la realidad y ver el impacto “in situ” que se produce. Ahora bien, tiene el inconveniente de que hay muchas variables que son difíciles de controlar y que los participantes siguen su vida “normal”, por lo que se producen cambios inesperados que dificultan el desarrollo de la investigación. Hay otro tipo de experimentación, que es la que se realiza en laboratorio, donde todo esto es más predecible y fácil de controlar, pero, sin embargo, no tiene la riqueza de realizar la investigación en un contexto real.

Así pues, como os decía, nuestra investigación se realiza en contexto real. Por tanto, hay problemas que gestionar. Por ejemplo, cambian las condiciones y los entornos de las personas con discapacidad intelectual y del desarrollo. Por ejemplo, para algunas de ellas, conseguir un empleo deja de ser un objetivo. Por su parte, las organizaciones tienen recursos limitados y, ante determinadas contingencias, tienen dificultades para continuar en la investigación. Este tipo de problemas, y otros que pueden surgir, se intentan gestionar con listas de reserva de participantes y apoyo en la realización del estudio.

Redacción Voces

Equipo de comunicación de Plena inclusión España
Ir arriba