Presentamos en Madrid y Sevilla varias experiencias en empleo personalizado

Plena inclusión ha organizado en junio
2 jornadas sobre empleo personalizado.
1 en Madrid y 1 en Sevilla.

En estas jornadas han colaborado
la Fundación ONCE
y las federaciones de Plena inclusión
en Galicia, Asturias, Ceuta,
Castilla-La Mancha y Murcia.

El empleo personalizado
es una forma de trabajar
para conseguir oportunidades de empleo
para las personas con discapacida intelectual
que tienen mayores necesidades de apoyo.

El empleo personalizado
consiste en preguntar a la persona y su familia
sobre sus fortalezas y capacidades
y luego buscar empresas
que puedan adaptar puestos de trabajo
a las necesidades de estas personas.

En estas jornadas, Plena inclusión
ha presentado experiencias
de personas concretas
que están trabajando o haciendo prácticas
en diferentes empresas.
Además, ha habido varios empresarios
que también han contado sus puntos de vista.

Versión en lectura difícil

Este contenido está en lectura difícil Este contenido NO está adaptado a Lectura Fácil

En las dos últimas semanas Plena inclusión, con la colaboración de la Fundación ONCE y sus federaciones en Galicia, Asturias, Ceuta, Andalucía, Castilla-La Mancha y Región de Murcia, han mostrado en dos jornadas diferentes experiencias y casos de éxito en esta metodología que busca oportunidades de empleabilidad para aquellas personas con discapacidad intelectual que tienen mayores necesidades de apoyo.

Estas jornadas se han celebrado en Madrid y Sevilla, los días 14 y 18 de junio respectivamente. En ellas, profesionales de nuestras federaciones han tenido la oportunidad de compartir conocimiento sobre esta metodología y –junto a las propias personas con discapacidad intelectual o del desarrollo y sus familias-, también han podido mostrar varios casos de éxito de la misma.

El empleo personalizado es una metodología que trata, en una primera fase, de captar las fortalezas, capacidades y preferencias laborales de personas con discapacidad y grandes necesidades de apoyo, junto a su círculo cercano, para después, buscar empresas dentro del llamado “capital social” (círculo cercano a la persona, su familia o su organización) con las que se puedan encontrar oportunidades conjuntas de empleabilidad para cada una de estas personas.

Plena inclusión, dentro de sus modelos de innovación captó esta metodología de Estados Unidos y el año pasado trajo a Beth Keaton, una de las expertas internacionales en la misma, con el fin de dar formación técnica a nuestros profesionales, e iniciar –con el apoyo de Fundación ONCE a través del programa europeo POISES­–, un pilotaje en varias comunidades autónomas.

Los primeros resultados del trabajo de nuestras entidades se han mostrado en estas jornadas. La de Madrid, planteada como una jornada de trabajo en la que diferentes profesionales, familiares, empresarios y personas con discapacidad intelectual compartieron puntos de vistas sobre sus procesos de empleo personalizado, concentró historias procedentes de Galicia, Asturias y Ceuta. Por su parte la de Sevilla sirvió para conocer cómo han aplicado esta metodología desde Andalucía, Castilla-La Mancha y la Región de Murcia.

En las jornadas también hubo tiempo de debatir con representantes del mundo empresarial las ventajas de esta metodología tanto para las propias personas y sus familias, como para la empresa.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba