Plena inclusión reúne a agentes clave en la protección de datos y navegación segura en Internet

Desde hace varios años, Plena inclusión participa con organizaciones de otros países en el proyecto europeo Safe Surfing, con el fin de promocionar la seguridad y la protección de datos en Internet entre las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo. En el marco de este proyecto, Plena inclusión España celebró ayer en su sede en Madrid un encuentro con diversos agentes implicados en este importante ámbito de protección de las personas, como la Agencia Española de Protección de Datos, la Policia Municipal, Pantallas Amigas, Cibercorresponsales, Ilunion, Fundación Vodafone España, así como otras organizaciones de nuestro sector, como CERMI o Fundación ONCE. Tras la bienvenida a los asistentes por parte del director de Plena inclusión, Enrique Galván, y la explicación del proyecto Safe Surfing a cargo de sus responsables en España, Rosa Pérez y Silvia Muñoz, cada uno de los participantes explicó el papel de su institución en el ámbito de la protección de datos, la privacidad, la lucha contra el fraude y la navegación segura en Internet, añadiendo experiencias cercanas y personales. Después se abrió el debate entre los y las participantes, que mostraron líneas de accción muy similares impulsadas desde sus organizaciones con el colectivo de personas con discapacidad y otros colectivos especialmente vulnerables, como la infancia o las personas mayores. Entre los principales temas tratados, destacan cómo los riesgos de Internet se combaten con prevención, información y formación, pero que estos riesgos no deben limitar el derecho a usar la Red y todo lo que nos aporta la misma en relación con la información, la creatividad, las relaciones sociales, etc. Dentro de los riesgos, en concreto, se destacaron varios asuntos, como el aumento de la falta de seguridad con el uso de los smartphones, y sus diferentes aplicaciones, y la desprotección existente ante las grandes empresas a las que facilitamos todos nuestros datos sin apenas ser conscientes de ello. Pero todo ello no debe hacernos olvidar, que el acceso a las nuevas tecnologías permite a muchas personas acceder a su condición de ciudadanos. Tambien se hizo especial hincapié en la necesidad de llevar estas reivindicaciones de protección de las personas con discapacidad intelectual a los poderes públicos a través de la incidencia política y social, la concienciación y la difusión del proyecto. Para finalizar, cada asistente mostró un compromiso de acción desde su propio organismo y también ideas de acción conjunta para promocionar el uso de Internet con garantías de seguridad y privacidad entre las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo y sus familias. María José Blanco, Secretaria General de la Agencia Española de Protección de datos, se comprometió a la difusión del proyecto Safe Surfing, por el que felicitó a Plena inclusión, y a mantener una reunión específica con el fin de plantear futuras vías de colaboración entre la Agencia y nuestra organización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba