Plena inclusión colabora con la Fundación ONCE en acciones de apoyo a personas con discapacidad y sus familias del pueblo saharaui

Plena inclusión y la Fundación ONCE
desarrollan proyectos para ayudar
a las personas saharauis con discapacidad
y sus familias.

La semana pasada representantes de Plena
hablaron con representantes del Sahara
sobre estos temas.

Miles de personas viven refugiadas en Argelia
desde hace 45 años.
Plena inclusión quiere apoyarlas
con proyectos de educación y formación.

Plena inclusión también hace otros proyectos
de cooperación con otros países del Sur del planeta.

Versión en lectura difícil

Este contenido está en lectura difícil Este contenido NO está adaptado a Lectura Fácil

Plena inclusión, junto otras a entidades españolas del ámbito de la discapacidad, apoyará el proyecto solidario promovido por Fundación ONCE en los campos de refugiados de Tinduf (Argelia) en los que sobreviven desde hace 45 años miles de familias saharauis. Entre los objetivos de esta iniciativa solidaria destacan la formación, el asesoramiento y la provisión de medios materiales que puedan necesitar las personas que viven en el exilio argelino.

Este ha sido uno de los resultados de la visita que efectuó la semana pasada a la sede de Plena inclusión España Suilma Hay Emhamed Salem, máxima responsable saharaui de políticas de apoyo a la discapacidad.

 “Plena inclusión entiende como un compromiso ético ineludible compartir el conocimiento y los medios con los que contamos en España con otras personas que los necesiten” ha destacado el director de Plena inclusión España, Enrique Galván, en relación a la iniciativa de Fundación ONCE de abrir caminos de cooperación con la población refugiada saharaui.

Guía de Cooperación Internacional

La confederación que agrupa a 935 asociaciones que trabajan con personas con discapacidad intelectual o del desarrollo y sus familias ha publicado recientemente una ‘Guía de buenas prácticas en proyectos de cooperación internacional y discapacidad’ donde se recogen los aspectos más significativos para planificar e implantar proyectos de apoyo y empoderamiento de sociedades como la saharaui y así extender la inclusión y favorecer vidas dignas para todas las personas.

El 80% de las personas con discapacidad viven en países con rentas bajas o medias. Estas personas sufren situaciones de multidiscriminación que les impiden desarrollar vidas dignas: carecen de acceso a los servicios básicos de salud, de atención temprana, de educación o empleo. Y si estás personas además son mujeres, pobres y de diferentes etnias, su exclusión es aún mayor. Esto supone un problema para los proyectos de cooperación en el ámbito de la discapacidad, ya que requieren tiempo, un conocimiento grande de la realidad local, unos objetivos bien enfocados y una estabilidad.

“La discapacidad es una realidad que se presenta con mayor frecuencia y de forma más grave y urgente en los países más castigados por la pobreza y por ello es de vital importancia la cooperación en dicho terreno”, ha recordado Enrique Galván. Actualmente entidades de Plena inclusión desarrollan actividades de cooperación al desarrollo en más de 25 países.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba