Luz María Basilio. voluntaria de PLACEAT: «Va a parecer simple, pero lo que más me gusta del voluntariado es estar con las personas».

PLACEAT es una asociación de Plena inclusión Extremadura

En esta asociación colabora una voluntaria
que se llama Luz María Basilio Tabrés.

Hemos hablado con Luz
para que nos cuente cómo colabora
y su opinión sobre el voluntariado.

Versión en lectura difícil

Este contenido está en lectura difícil Este contenido NO está adaptado a Lectura Fácil

PLACEAT es una entidad de Plena inclusión Extremadura que atiende a 160 personas con sus 90 profesionales y 350 socias y socios. La entidad organiza multitud de actividades: desde golf adaptado o piscina a biblioteca y cine. En una de ellas, participa Luz María Basilio Tabres, voluntaria de 26 años en Malpartida de Plasencia, en la provincia de Cáceres.

Luz, tu voluntariado comenzó con una vuelta a la tierra, ¿verdad?

Sí, empecé el voluntariado cuando acabé mis estudios de Psicología y volví a mi pueblo natal. Pensé que mientras buscaba trabajo era buena idea dedicar parte de mi tiempo en un voluntariado con discapacidad. Esto me permitía mantenerme en contacto con mi profesión y con las personas con discapacidad, las cuales me llenan de energía positiva.

¿Qué te convenció para colaborar?

PLACEAT es una asociación cercana a donde vivo que me ofrecía todas las condiciones de las que he hablado anteriormente. Me informé, me gustó su forma de llevar el voluntariado y me comprometí.

¿En qué consiste tu voluntariado?

Mi tarea como voluntaria consiste en pinchar música y animar a las y los usuarios bailando con ellos y poniendo las canciones que más les gustan. A todos nos gusta, un día a la semana, tener fiesta con los amigos.

¿Ha sido como tú te lo esperabas?

Sí y no. En cuanto al trato y el agradecimiento de los usuarios sí porque ya había trabajado con personas con discapacidad. Excepcional.

Lo que cambió fue mi idea de qué es lo que quería aportar con mi participación en el voluntariado. Es un voluntario de ocio y llegué con la idea de enseñar cosas, aportar recursos, ayudar, etc. Ahora tengo la certeza de que mi función es totalmente otra: pasar un rato con un grupo de personas que son mis amigos haciendo que lo pasen bien, igual que lo paso yo, ya que para eso es su rato de ocio. En una palabra, inclusión.

¿Qué es lo que más te gusta?

Lo que más me gusta, va a parecer simple, pero es estar con ellos.

Ya sabemos lo que más te gusta, ¿nos cuentas qué mejorarías?

Siempre hay cosas que se pueden mejorar, pero he de decir que en PLACEAT el voluntariado es una parte fundamental del funcionamiento de la asociación y está muy bien organizado en cuanto a horarios y actividades. Por otra parte, hay mucha conciencia de la función y la importancia de las y los voluntarios en la asociación. Somos muy bien valorados y saben transmitírnoslo.

1 comentario en “Luz María Basilio. voluntaria de PLACEAT: «Va a parecer simple, pero lo que más me gusta del voluntariado es estar con las personas».”

  1. El voluntariado es un conjunto de acciones y proyectos cortos,dinámicos de aplicación sencilla y de fácil práctica,si me lo hicieron ver en un curso de animadores que hice hace muchos años,para aprender a relacionarme con grupos de discapacitados que hacían deportes adaptados cómo básquet ,fútbol de salón y tenis de mesa.Fue una experiencia única en su tipo.Estar ,compartir,intercambiar ideas,crear ,volcar ideas nuevas,mejorar desde el trato entre los mismos discapacitados y los entornos,fue todo tan ágil y divertido que el tiempo era corto de convivencia.Se organizaban eventos,campeonatos de juegos de mesa y de los otros internamente y luego el desafío con otros grupos que estaban en clubes y asociaciones.Fue un tiempo muy lindo compartido y vivido con plenitud y entereza,dignidad y gran capacidad de lucha diaria.Despues de un tiempo,no hubo más apoyo de autoridades,no se consideraban ciertas cuestiones relacionadas con la discapacidad,de hecho quedaron dos o tres instituciones trabajando con discapacitados y las demás fueron cerrando sus puertas por falta de presupuestos y de subsidios para mantener los proyectos anuales y las instalaciones que eran alquiladas.Pero de una cosa estoy contento de haber participado como colaborador y animador de grupos,la experiencia fue única y muy enriquecedora,no hubo nada igual después en mí vida,hoy ya pronto a cumplir los setenta,es un hermoso recuerdo de una etapa más joven de la vida,pero que siempre es el puntal para hacer cosas y trabajar en una escuela como ayudante de cocina . Compartí con uds que están activos humildemente esta experiencia que hizo crecer tanto en solidaridad y amor por brindar mí apoyo a gente que lo necesitaba tanto,lo volvería hacer capacitándome en nuevas cosas e ideasque siempre son una puerta de luz hacia el futuro para una persona discapacitada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba