Lee el adelanto del reportaje de portada del VOCES que en septiembre habla sobre la vuelta a las aulas

Volver a clase es una rutina

que se hace todos los años después

de las vacaciones.

 

Este año va a ser más complicada

a causa del coronavirus.

Más de 8 millones de chicos y chicas van

a volver a las aulas.

De ellos, 133.000 tienen

necesidades educativas especiales.

 

Muchos estudian en

escuelas ordinarias y otros

en Centros de Educación Especial.

Es el caso de Eva Vela madre de Héctor

una persona con discapacidad

que está en un Centro de Educación

Especial de Torrejón de Ardoz.

 

Esta madre junto a otras

no saben lo que va a pasar con sus

hijos a la vuelta a clase.

 

Por otro lado, Rafael Mérida

profesor docente de un centro

de Zaragoza se queja de la

tardanza de la toma de decisiones

sobre la vuelta al cole.

 

En este centro se hicieron videollamadas

durante el confinamiento y

aprendieron mucho

unos de otros.

 

A Eva Vela, su hijo Héctor

le preguntaba todas las mañanas

durante el confinamiento

si podría ir a clase.

 

Eva dice que su hijo necesitaba

ir al colegio para la sesión de logopedia,

pero ahora tienen miedo

por lo que pueda pasar.

 

También durante el confinamiento

hubo familias que tenían problemas

para conectarse y seguir las clases,

explica Marta Sánchez, directora

de un colegio de Educación Especial

en Almansa, de Asprona Albacete.

Ella explica que no tener ordenador

o teléfono móvil era perder oportunidades

o no ejercer derechos.

 

También era un esfuerzo muy grande,

tanto familiar como laboral.

 

Durante el confinamiento todos los Centros

de Educación Especial de Plena inclusión

han compartido todos los recursos

disponibles, confirma Amalia San Román,

coordinadora de Educación de Plena inclusión.

 

Para finalizar, Rafael Mérida,

Que es tutor de 1º de la ESO

En un colegio de Zaragoza,

Explica los valores que tiene la educación

inclusiva, para los alumnos y para

el profesorado, y que hay que cambiar

la mentalidad.

Versión en lectura difícil

Este contenido está en lectura difícil Este contenido NO está adaptado a Lectura Fácil

De vuelta a clase en el año del virus

José L. Corretjé. Plena inclusión España

Volver al colegio después de las vacaciones nunca ha sido una tarea fácil. Pero 2020 se recordará siempre por la incertidumbre generada ante la amenaza de un virus llamado COVID-19. En medio de una crispación política generada entre el Ministerio de Educación y las comunidades autónomas; las familias, el profesorado y el alumnado se han visto obligados a lidiar con un retorno a las aulas marcado por la dificultad y el caos.

Más de 8 millones de estudiantes retomarán las clases en centros de enseñanzas regladas no universitarias, en este mes de septiembre, de acuerdo con datos del Ministerio de Educación. De todos ellos, 130.000 tienen Necesidades Educativas Especiales (NEE): un 83% estudia en centros educativos denominados ordinarios (públicos, concertados y privados) y un 17% en colegios de educación especial (CEE). En nuestro país existen 473 CEE a los que asisten 38.000 niños y niñas con discapacidad intelectual o del desarrollo. Entidades de Plena inclusión gestionan casi la mitad (232) de estos colegios.

Eva Vela trabaja como bibliotecaria en una universidad madrileña. Además es madre de dos niños. Uno de ellos, Héctor, estudia educación infantil en el colegio de educación especial (CEE) de Astor, una entidad de Plena inclusión Madrid que desarrollo una entregada labor en Torrejón de Ardoz en favor de las personas con discapacidad intelectual. VOCES habló por teléfono con Eva en la última semana de agosto. “De momento no sabemos nada sobre el comienzo de curso”, nos dijo. Su queja es la de cientos de miles de madres y padres que están en su misma situación. “Todo se está haciendo a última hora. Parece que a los gobernantes no les importan los niños. Por eso, en mi opinión, creo que los niños son los grandes olvidados de los que nos gobiernan”.

Rafael Mérida lleva 18 años enseñando en centros educativos. En los últimos tres cursos ha sido tutor de aprendizaje inclusivo, en 1º de la ESO en 'El Pilar Marista', un colegio concertado de Zaragoza. También subraya la improvisación y la tardanza en la toma de decisiones sobre cómo plantear este comienzo de curso. “Durante el confinamiento se demostró que nos faltaba recorrido en el acompañamiento personal. Y eso que hicimos videollamadas y tratamos de dar seguimiento a todos”. De todos modos, rescata que el profesorado ha aprendido mucho. Sobre todo, de los errores cometidos.

Para la mayor parte de las familias de alumnado con discapacidad intelectual, los cuatro meses en los que se prohibió pisar las aulas a causa de la cuarentena se vivieron con desesperación. Eva Vela cuenta que durante cuatro meses su hijo Héctor le preguntaba cada mañana si ese día podría ir por fin al colegio. “Nosotros vivimos ese tiempo como un parón total en el desarrollo educativo de nuestro hijo”, recuerda. “Hablamos de niños que necesitan estar en el aula, ir a las sesiones de logopedia, estar con sus compañeros. Ahora tenemos miedo por lo que pueda llegar a pasar”, recalca al tiempo que defiende que ante todo el retorno debe estar marcado por la seguridad y la prevención.

DEPENDENCIA TECNOLÓGICA
Marta Sánchez ha ejercido 17 años como profesora de educación especial y desde hace dos, dirige un CEE en Almansa gestionado por Asprona Albacete, entidad de Plena inclusión CLM, que también lleva otros dos colegios de educación especial en Villarrobledo y en La Roda. La experiencia del confinamiento sirvió, entre otras cosas, para tomar conciencia sobre las dificultades de las familias que no podían conectarse para seguir las clases. “No tener internet, un smartphone o un ordenador supone no estar presente, perder oportunidades y no poder ejercer derechos. Esto supuso un sobresfuerzo para las familias”. Por eso, entre sus prioridades se encuentra “asegurar esa conectividad y buscar fórmulas que permitan conciliar mundo laboral y familiar diseñando diferentes modalidades presenciales y a distancia para cubrir toda la variedad de necesidades que se pueda presentar”.

El próximo miércoles 9 de septiembre podrás leer la versión completa de este reportaje en la nueva entrega de VOCES.

SUSCRÍBETE GRATIS A VOCES: La mejor forma de que no se te pase la fecha de la publicación de los reportajes, artículos y entrevistas que adelantamos en nuestra web es que te suscribas a la revista VOCES. Recíbela cómodamente en tu mail de forma gratuita. Regístrate aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba