Laura Espejo: «Plena inclusión está abierta a escuchar a su gente y a la sociedad qué papel esperan que cumpla en el futuro»

Entrevista: Fermín Núñez. Plena inclusión España

En las últimas décadas, Plena inclusión se ha distinguido de otras organizaciones del Tercer Sector por la amplia participación de sus procesos estratégicos. Este año, bajo la denominación 'Vivir con', se abre un nuevo periodo que culminará con la creación conjunta de su 6º Plan Estratégico. Para ello, la organización ha comenzado a generar diversos canales de participación abiertos a todo el mundo. Laura Espejo, adjunta a la dirección de Plena inclusión España, nos ofrece claves sobre este proceso de participación.

¿Qué balance puede hacernos del periodo estratégico de Plena inclusión que está a punto de concluir?

El 5º Plan estratégico del movimiento asociativo Plena inclusión es para el periodo 2016-2020. Se ha articulado a través de 9 horizontes, en relación a distintos temas, y ha contado con un Equipo Faro compuesto por miembros de la junta directiva, equipo de gerentes y profesionales de la confederación, que ha elaborado anualmente un informe de seguimiento y resultados.

De los 62 indicadores previstos, el 49% se ha conseguido, el 32% están en proceso y solo el 19% no se ha conseguido a diciembre de 2019, última fecha de elaboración de los informes.

El balance en líneas generales es positivo. Contamos con datos que avalan avances importantes en la participación activa de las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo en acciones de reivindicación e incidencia social, de la accesibilidad cognitiva, el impulso de los procesos de desinstitucionalización, la visibilizarían de las personas con más necesidades de apoyo y sus familias (Todos somos Todos), proyectos vinculados con derechos tales como acceso a la justicia, sexualidad, etc.

Sin embargo, quedan algunas asignaturas pendientes vinculadas con la dinamización de nuestra base social (familias, entorno, etc.), implementación del nuevo enfoque de nuestro sistema de Calidad Plena, mejora de la articulación entre nuestras estructuras, etc.

Destacaría en este periodo un reto conseguido, que era impensable, como el despliegue y reconocimiento público de nuestra marca Plena inclusión.

La irrupción de la pandemia ha cambiado en muy poco tiempo toda nuestra sociedad. ¿Cree que resulta oportuno plantearse ahora un nuevo proceso para pensar el futuro?

Por supuesto. Me uno al sentir de mucha gente de nuestro movimiento asociativo que considera que además de luchar diariamente para paliar el impacto que el COVID19 está teniendo en las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo, sus familias y nuestras entidades, es necesario generar espacios y vías de participación para decir qué modelo de apoyos y servicios queremos.

Actualmente se está debatiendo en muchos sectores cómo debe gestionarse servicios tales como las residencias, donde se deben invertir los fondos europeos, etc. El proceso de participación del Plan Estratégico es una oportunidad maravillosa para recoger el sentir de nuestro movimiento asociativo y contribuir con nuestras propuestas al futuro inmediato que queremos para nuestra gente, pero también para el conjunto de la sociedad.

Además, queremos facilitar espacios para escuchar qué espera nuestro entorno, desde lo local hasta lo internacional, de nuestro movimiento asociativo. En realidad, Plena inclusión está abierta a escuchar a su gente y a la sociedad qué papel esperan que cumpla en el futuro.

Como en anteriores ocasiones, Plena inclusión se plantea la construcción compartida de este Plan, a través de una serie de vías de participación.
¿Quién puede participar y cómo se está desplegando esa participación?

Con el impulso del Equipo de dirigentes estatal formado por la junta directiva, gerentes y presidentes/as de las federaciones, se ha diseñado un proceso de participación con distintas vías.

Contamos con la web https://vivircon.plenainclusion.org/, como escaparate que recoge las distintas formas de participación.

Abiertas a todo el público, tenemos programadas tres ediciones de concursos de videos; un cuestionario online en lectura fáci; y cuatro “Conversaciones inspiradoras” que abordaran cada uno de ellos un tema diferente.

Además, desde las federaciones, en colaboración con sus entidades, pondrán en marcha grupos de debate online o presenciales que hemos denominado “Círculos de conversación”. Estarán invitados todos los grupos de interés de dentro y fuera del movimiento asociativo Plena inclusión.
Pero también contamos como entradas con el Informe de impacto del COVID19 en Plena inclusión que INICO está elaborando, gracias a la participación de más de 1.300 personas que contestaron un cuestionario durante el mes de julio. Así como una serie de entrevistas en profundidad que se han hecho con personas clave del entorno.

¿Qué resultados espera la organización de este proceso y qué plazos maneja Plena inclusión para la consecución de su nuevo Plan?


El objetivo es superar las 10.000 participaciones que conseguimos en el proceso de Toledo 10, cuando se preparó el 4º Plan Estratégico. Pero más allá del número, queremos que el porcentaje de participación de los distintos grupos sea equilibrado, y haya muchas aportaciones de las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo y de las familias.

Hasta el mes de diciembre de 2020 seguiremos con todas las vías de participación activadas, especialmente movilizando los círculos de conversación.

Tendremos que analizar cómo evoluciona el impacto de la pandemia y ajustar el calendario de los siguientes pasos. Pero nuestro deseo es poder celebrar un Congreso en Valencia en el año 2021 para aprobar y poner en marcha el que sería el 6ª Plan Estratégico del movimiento asociativo Plena inclusión. ¡Esto no lo pueden decir muchas organizaciones!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba