La campaña de ayuda a las víctimas de Ucrania entrega 160.000€ a las familias de personas con discapacidad

Bandera de Ucrania
Bandera de Ucrania

La tragedia humanitaria que sufre
la población de Ucrania cumple un mes.

El 24 de febrero, el ejécito ruso
inició una invasión militar
que ya ha causado decenas de miles
de muertos y heridos.

Las personas con discapacidad intelectual
y sus familias están sufriendo
con más intensidad
una guerra que ha empeorado
sus condiciones de vida
hasta extremos inimaginables.

Hartos de tener miedo

Desde el primer día, Plena inclusión España
se unió a los esfuerzos
de Inclusion Europe
para enviar medicinas,
alimentos y productos
de primera necesidad
a miles de familias
que ahora son las únicas
que apoyan a sus seres queridos
con discapacidad intelectual.

«Todos los demás miembros de nuestra organización viven en casa. Durante las alarmas, se esconden en los sótanos o en los baños de sus casas. Probablemente suene aterrador, pero todos están ya cansados de tener miedo. Hemos vivido un día, y gracias a Dios»

Raisa Kravchenko
Coalición VGO de apoyo a las
personas con discapacidad intelectual en Ucrania

Plena inclusión España organizó
poco después del inicio de la invasión
una campaña de recaudación de fondos
que están llegando a
las víctimas de la guerra
a través de Inclusion Europe.

Hasta el momento,
la campaña de Plena inclusión
ha recaudado casi 50.000 euros.

Tú también puedes
aportar tu donación
a la Campaña de ayuda a Ucrania
en este enlace.

Esta ayuda solidaria llega
a las familias y a las personas
con discapacidad a través
de la Coalición VGO,
una organización parecida
a Plena inclusión que defiende en Ucrania
los derechos de las personas
con discapacidad intelectual
y del desarrollo.

160.000 euros enviados

Desde Inclusion Europe nos informan
que ya se han distribuido 160.000 euros
entre cerca de 1.100 familias de personas
con discapacidad intelectual.

Las necesidades siguen siendo
muy grandes y los testimonios
son desgarradores.
Inclusión Europe
ha recogido algunos que
reproducimos a continuación:

  • La situación de las familias
    es alarmante. Las personas
    con autismo se vuelven agresivas.
    Las personas con síndrome
    de Down caen en una
    profunda depresión».
  • «Las personas están encerradas
    entre cuatro paredes,
    no tienen una comunicación adecuada.
    Tras las explosiones, muchas
    tienen miedo de salir a la calle.
    Todos nuestros logros
    se han quedado en nada».
  • «Hay escasez de alimentos,
    medicinas y combustible.
    Las organizaciones de
    voluntarios intentan
    organizar la ayuda.
    Se oyen constantemente
    alarmas aéreas, se hacen huelgas.
    Muchas personas se quedan sin hogar
    (casas destruidas, sin calefacción, luz, agua).
    Muchas familias con menores
    con discapacidad no pueden
    huir y se ven obligadas
    a quedarse en sus ciudades».


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba