FADEMGA – Plena inclusión Galicia entrega al Presidente del Parlamento gallego el estudio “Todos Somos Todos”

Representantes de la federación gallega de Plena inclusión
y de Plena inclusión España
han entregado el estudio «Todos Somos Todos»
al presidente del Parlamento de Galicia
Miguel Ángel Santalices.

El proyecto «Todos Somos Todos»
quiere visibilizar a las personas con discapacidad intelectual
que tienen grandes necesidades de apoyo.

Estas personas tienen los mismos derechos
pero no los ejercen como las demás
porque tienen muchas barreras.

El estudio identifica esas barreras
y describe la situación de estas personas en España.

Este miércoles habrá una jornada
del proyecto «Todos Somos Todos»
en Santiago de Compostela.

Versión en lectura difícil

Este contenido está en lectura difícil Este contenido NO está adaptado a Lectura Fácil

Con el objetivo de visibilizar el colectivo de personas con discapacidad intelectual y grandes necesidades de apoyo, FADEMGA Plena inclusión Galicia ha entregado esta mañana al presidente del Parlamento D. Miguel Ángel Santalices Vieira el estudio  “Todos Somos Todos” realizado por el Instituto Universitario de Integración en la Comunidad (INICO) y el Real Patronato de la Discapacidad.

El proyecto “Todos Somos Todos”, es una iniciativa puesta en marcha para visibilizar y empoderar la aquellas personas con discapacidad intelectual o del desarrollo que tienen mayores necesidades de apoyo debido la situaciones asociadas la esta discapacidad, caso de movilidad reducida, trastornos de la salud mental o dificultades de comunicación.

Estas personas son aún en gran medida invisibles para el conjunto de la sociedad y tienen un déficit de derechos aún mayor que lo del resto de personas con discapacidad intelectual, así como menores oportunidades de incluirse en su comunidad. Eso las conduce inexorablemente a estilos de vida asistenciales, en entornos segregados y con pocos incentivos para disfrutar de una buena vida en la comunidad.

La presentación realizada en el Parlamento antecede a la jornada que acogerá mañana miércoles la EGAP (Escuela Gallega de Administración Pública) donde familiares y profesionales de todo el movimiento asociativo gallego, se reunirán para conocer historias de vida y superación de personas con discapacidad intelectual y familias que afrontan esta realidad día a día.

Datos que ponen de manifiesto las grandes necesidades del colectivo

Tal y como desprenden datos del Estudio, un 98,6% de este colectivo precisa de cuidados personales, siendo estos proporcionados por la familia en el 95% de los casos. Esto conlleva un gran desgaste físico y psicológico que requiere de respuestas firmes de apoyo, pues acompañar en su trayectoria a una persona con gran discapacidad, es la carrera más dura a la que pueden enfrentarse las familias. En este sentido la federación defiende la necesidad de impulsar y apoyar servicios como el de respiro familiar, (donde se trabaja para disminuir en la medida de lo posible la tensión de los cuidadores y promoviendo el desarrollo de una vida familiar y social lo más satisfactoria posible) complementarios con otras figuras como la del educador familiar (que presta apoyos en el propio domicilio).

En lo referente a las personas con discapacidad intelectual y una enfermedad mental asociada, el análisis de la realidad en comunidades autónomas pone de manifiesto que vivimos en un país en el que en comunidades como Madrid o Cataluña existen servicios específicos integrados en la red sanitaria para este colectivo, mientras que en otras comunidades como Galicia, Asturias, Murcia o Valencia, no se hace mención alguna al respeto.

Formación, información e inclusión social

Las personas con discapacidad intelectual y mayores necesidades de apoyo también sufren un deterioro de sus relaciones, lo que dificulta aún más su inclusión social. Las propias personas con discapacidad señalan la poca o ninguna oportunidad que tienen para hacer nuevas amistades, careciendo de oportunidades para relacionarse y realizando actividades pasivas en su tiempo libre.  Esto es un ejemplo significativo del amplio margen de mejora  que existe en el ámbito de la inclusión social del colectivo.

Por otra parte, urge poner en marcha sistemas de formación e información tanto a los profesionales sanitarios de atención directa (para mejorar la atención sanitaria y ayudar a reducir la carga soportada por las familias) como a las propias familias. Igualmente, reclamamos la necesidad de fomentar y promocionar investigación, con la financiación adecuada, para mejorar las estrategias de apoyo a la población con discapacidades intelectuales más significativas.

Enlaces relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba