Elixabete Etxanobe: «El empleo es un factor fundamental de inclusión en la sociedad»

Elitxabete Etxanobe, diputada foral de Bizkaia de Administración Pública y Relaciones Institucionales.
Elitxabete Etxanobe, diputada foral de Bizkaia de Administración Pública y Relaciones Institucionales.

En la revista VOCES de noviembre
hemos entrevistado a la diputada
foral de Bizkaia responsable
del departamento de Administración Pública.

Elixabete Etxanobe es la responsable
de las convocatorias de oposiciones
en las que desde 2017 se reserva
un 2% de las plazas de empleo público
para personas con discapacidad
intelectual.

En la entrevista, contesta en
la revista de Plena inclusión
sobre preguntas relacionadas
con la importrancia que tiene
que las administraciones públicas
promuevan el empleo inclusivo
reservando puestos específicos
para personas con discapacidad.

Apoyo de FEVAS

FEVAS es Plena inclusión
en el País Vasco.
Desde esta organización
se ha prestado a la
Diputación de Bizkaia
una ayuda muy importante
para que la llegada de las
personas con discapacidad
a sus puestos de trabajo
se hiciera con todos los
apoyos necesarios.

Esta entrevista forma parte
de un número de VOCES
dedicado al tema del
empleo público inclusivo.


Versión en lectura difícil

Este contenido está en lectura difícil Este contenido NO está adaptado a Lectura Fácil

Entrevista: José L. Corretjé. Plena inclusión España-

La Diputación Foral de Bizkaia ha sido una de las primeras administraciones locales del Estado que han promovido la inclusión laboral de las personas con discapacidad intelectual. Para que nos explique cómo garantizan este derecho hemos hablado con Elixabete Etxanobe, diputada foral de Administración Pública y Relaciones Institucionales.

¿Por qué la Diputación Foral de Bizkaia decide ser de las primeras administraciones locales que promueven la inclusión laboral de las personas con discapacidad intelectual?

Desde la Diputación Foral de Bizkaia existe el firme compromiso de contribuir a que las personas con discapacidad intelectual tengan acceso al empleo público, puesto que el empleo es uno de los recursos fundamentales para su inclusión en igualdad de condiciones en nuestra sociedad. Es tan importante para todas y todos ellos como para la propia Institución porque es un paso efectivo para la integración plena de todas ellas en el mundo laboral y en una institución como es la Diputación. Y en ello hemos puesto todo nuestro empeño, hasta lograrlo, para que puedan acceder en igualdad de condiciones e igualdad de oportunidades. Para ello, diseñamos un proceso de selección específico en el que contamos, desde el primer momento, con la participación activa de las organizaciones del Tercer Sector Social que trabajan diariamente con las personas con discapacidad intelectual. Estas personas son 100% capaces, no sólo para enfrentarse a una oposición, sino para todo lo que se propongan. Los discapacitantes son, en muchos casos, los entornos. Por eso los adaptamos para que todos los aspirantes tuvieran, con plenas garantías, el derecho a optar a una oposición, algo que hasta entonces no habían tenido, y para su integración laboral plena. Y lo vamos a seguir haciendo. Vamos a seguir dando pasos en la construcción de una Bizkaia inclusiva. En definitiva, el compromiso de la Diputación Foral de Bizkaia va mucho más allá del cumplimiento de una normativa, que existe, o del de la obligación de las Administraciones de ser también ejemplo con nuestras decisiones para el resto de nuestra sociedad. Este compromiso está registrado entre los 120 proyectos y actuaciones prioritarias que forman el programa de gobierno Bizkaia Egiten para esta legislatura.

¿Qué se necesita para avanzar más en este camino?

El compromiso político e Institucional es fundamental para el avance. Que este tipo de acciones se incluyan en las líneas estratégicas de las mismas dan fuerza y visibilidad al colectivo de las personas con discapacidad intelectual. Desde la Diputación Foral de Bizkaia seguiremos trabajando para que la incorporación de las personas con discapacidad intelectual en el empleo público de Bizkaia no se quede en una acción puntual, sino que se consolide dentro de nuestra Institución. Además,  de trabajar por extender este modelo a otras instituciones del Territorio. En este sentido, queremos que los ayuntamientos de Bizkaia avancen en la consecución de este objetivo y por ello, les hemos puesto a su disposición tanto nuestra experiencia como la bolsa de trabajo resultante de nuestro proceso, con criterios de gestión de las mismas flexibles para que, efectivamente, las personas que forman parte de ella puedan aceptar los ofrecimientos de trabajo temporal que vayan surgiendo.

En su caso ¿las plazas que se ofertan llegan a cubrirse? ¿Cuántas personas trabajan en este momento en la Diputación?

En nuestra Administración se ofertaron en 2017 cinco plazas de personal de servicios que se cubrieron a través de la OPE específica para personas con discapacidad intelectual. Las cinco personas que la aprobaron cumplirán, el próximo mes de febrero, tres años de su incorporación a la estructura de la Institución foral. Además, hay actualmente otras tres personas que desempeñan este puesto en calidad de interinos. Así mismo, en este momento está en marcha una segunda convocatoria específica para este colectivo que se enmarca en la segunda fase de la Oferta de Empleo Público de la Diputación Foral de Bizkaia para 2020. En ella se ofertan otras 5 plazas: tres asociadas a puesto de subalterno o subalterna y, por primera vez, dos asociadas al  puesto de operaria u operario. Desde  FEVAS y las entidades que han colaborado con nuestra Institución hemos recibido nuevamente asesoramiento y apoyo en todo momento de cara a que esta nueva convocatoria sea una convocatoria ajustada y adaptada a las necesidades de este colectivo.

¿Por qué cree que hay menos mujeres que hombres?

Una de las explicaciones que quizás pueda estar detrás de esta cuestión puede ser la forma en la que hasta hace no tanto se abordaba la discapacidad intelectual, porque muchas veces eran personas que abandonaban pronto sus estudios, la escolarización. En el caso de los hombres quizás sí que se favorecía el aprendizaje de un oficio o tarea con el que hacer un acercamiento al mundo laboral. En el caso de las mujeres, muchas veces se les intentaba proteger manteniéndolas en un contexto cercano y familiar, en el que se dedicaban a tareas del hogar o de cuidado. Ahora, con la escolarización obligatoria, esa situación se ha ido reconduciendo. Así mismo, al igual que en el ámbito laboral en general, el proceso de incorporación de la mujer ha supuesto una serie de pasos y superación de barreras, ya que en este caso se produce multidiscriminación. Esperamos que en el futuro la presencia de hombres y mujeres con discapacidad intelectual que accedan al empleo público se vaya igualando. En este sentido, en las convocatorias específicas de la Diputación Foral de Bizkaia se contemplan las mismas medidas de igualdad de acceso o acción positiva que en las convocatorias ordinarias.

 

¿Qué aporta la colaboración con actores del movimiento asociativo como FEVAS-Plena inclusión Euskadi?

La colaboración con la Federación Vasca de Asociaciones a Favor de las Personas con Discapacidad Intelectual (FEVAS donde se integran Apnabi, Lantegi Batuak, Gaude) y la Fundación Síndrome de Down del País Vasco, entre otras, ha sido de vital importancia tanto para la organización de la convocatoria como para la obtención de buenos resultados. En muchas ocasiones, desde las Administraciones existe cierto desconocimiento de la discapacidad intelectual tanto en lo que verdaderamente significa: problemas, límites dificultades reales,  como  en cuanto a la organización de convocatorias de empleo público y las necesidades y ajustes que deben realizarse para que la convocatoria tenga éxito. El asesoramiento recibido nos ha permitido que podamos implementar todos esos ajustes en cada una de las fases del proceso y que a la vez pudiéramos vencer las incertidumbres que puede generar este tipo de procesos cuando se van a realizar por primera vez. Ir de la mano de las entidades del Tercer Sector Social desde el principio, ha sido sin lugar a dudas uno de los aciertos para el desarrollo óptimo de las convocatorias. Por ejemplo, visibilizaron la necesidad de realizar acciones de sensibilización para todas las personas que de una u otra forma colaborarían en el proceso, para saber cómo tratar a las y los aspirantes, saber cómo teníamos que interpretarles y ofrecerles nuestro apoyo. En las sesiones preparatorias con el personal de la Diputación tomaron parte las entidades citadas y fueron clave en el éxito del proceso, de tal manera que se repetirán en la OPE que está en marcha. También, aunque de forma no visible, estuvieron presentes en todos los exámenes para poder atender a cualquier incidencia que se presentara, lo que se traduce en una sensación de seguridad para las familias de las personas que vienen a los exámenes.

Además de garantizar procesos selectivos accesibles ¿qué otros apoyos tienen las personas con discapacidad intelectual en sus puestos de trabajo?

Una vez seleccionadas, las personas, tanto si son funcionarias de carrera como si son funcionarias interinas, cuentan con la figura de Empleo con Apoyo a través de los Convenios firmados entre la Diputación y las distintas entidades. De cara a que estas personas se integren con éxito en el puesto de trabajo y en el desempeño de las funciones que tengan asignadas, son apoyadas por profesionales de entidades del tercer sector social que realizan, en cada caso, un acompañamiento y seguimiento personalizado e individualizado dentro de la metodología de Empleo con Apoyo.  Igualmente, y con carácter previo, los profesionales encargados del acompañamiento laboral, han realizado acciones de sensibilización y formación entre el personal de la Diputación foral encaminadas a facilitar la incorporación laboral de la persona con discapacidad. De este modo, a través del empleo con apoyo, se consigue que el proceso de adaptación, tanto por parte de la persona con discapacidad intelectual como por el resto de personas implicadas, sea mucho más sencillo puesto que la o el profesional de apoyo acompaña y ofrece pautas también a las personas de la empresa. Es otro de los recursos que ayuda a quitar miedos e incertidumbres en la incorporación de personas con discapacidad intelectual al empleo ordinario, en nuestro caso al empleo público. También hay que destacar que el empleo con apoyo es continuo. Aunque al principio la presencia física es permanente, ésta va desapareciendo de forma paulatina. Sin embargo, pueden solicitar su apoyo en cualquier momento ante cualquier contingencia, tanto la persona con discapacidad  como su entorno laboral. Esto permite adelantarse a los problemas y cuando surgen, acometerlos de inicio evitando que se enquisten y se produzcan alteraciones en el entorno de trabajo. Por otro lado, desde la organización, el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales siempre tiene un canal de comunicación abierto tanto con las personas seleccionadas, las organizaciones y las personas que prestan su trabajo como compañeras o jefas. De esta  manera se cierra el círculo para integrar todas las herramientas que posibiliten la verdadera inclusión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba