«El nuevo acuerdo del SAAD propone mejoras que deben tener en cuenta la fragilidad de nuestro sistema»

Enrique Galván y Luis Barriga
Enrique Galván y Luis Barriga durante el seminario

Hay un nuevo acuerdo
sobre cómo acreditar
el sistema de la dependencia.

Es un documento que explica
cómo crear servicios y cuidados
para atender a las personas
que dependen de otras.
Por ejemplo: porque tienen discapacidad
o porque son mayores.

Plena inclusión ha organizado
un seminario por internet
para charlar sobre este acuerdo
con Luis Barriga, el director del IMSERSO.

Destacamos algunas ideas:

  • Es importante que se atienda
    a las personas mayores y con discapacidad
    con calidad.
  • Los apoyos deben ser flexibles
    porque la vida de las personas cambia.
    No pueden depender solo
    del grado de discapacidad.
  • Las personas atendidas
    deben poder tomar decisiones,
    tener poder y participar.

Las empresas y las entidades
que dan estos servicios
deberán cumplir estas y otras ideas.

A Plena inclusión le preocupa
cómo se pagarán estos cambios.
Por ejemplo: debe haber dinero
para contratar a más personal.

Luis Barriga señala que estos cambios
se podrán realizar
con dinero de los impuestos.
y otras políticas como la mejora
del empleo de las personas cuidadoras.

Vídeo

Aquí tienes la grabación completa del seminario:

Versión en lectura difícil

Este contenido está en lectura difícil Este contenido NO está adaptado a Lectura Fácil

El pasado 11 de agosto, el BOE publicaba el nuevo Acuerdo sobre criterios comunes de acreditación y calidad de los centros y servicios del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD), que Plena inclusión saludó en su momento.

Este acuerdo afecta a las personas con discapacidad atendidas por el sistema, sus familias y a las propias entidades prestadoras de servicios, que deberán transformarse para cumplirlo.

Para entender mejor el acuerdo y sus retos, Plena inclusión ha organizado un seminario online con Luis Barriga, director general del IMSERSO, quien ha charlado con Enrique Galván, director de Plena inclusión. Al mismo se ha conectado 226 personas.

¿Qué dice el acuerdo?

Este acuerdo establece:

  • Un nuevo sistema de cuidados de larga duración.
  • El derecho a una atención libre de sujeciones.
  • Los requisitos mínimos para la acreditación de los centros residenciales o centros de día. Esos requisitos se refieren a la ubicación e instalaciones, la cantidad y cualificación del personal, el modelo atención y sistemas de evaluación y mejora.
  • También incluye novedades en materia de contratación que deberán cumplir las entidades prestadoras de servicios.
  • Incluye un calendario de implantación de estas exigencias.
  • Además, apunta la creación de un sistema que evalúe la calidad del sistema.

¿En qué momento está el acuerdo? Pues ahora las administraciones públicas competentes, en el plazo máximo de nueve meses desde la aprobación de este acuerdo, deben aprobar las disposiciones normativas que resulten necesarias para su cumplimiento.

¿Cuáles son los principios del acuerdo?

Luis Barriga IMSERSO
Luis Barriga durante el seminario

El anterior acuerdo era de 2008 y el propio sistema estaba estancado. Como reconoce Barriga, incluso «la propia ley general tiene algunos déficits y los mantiene. Tenemos en agenda modificarla».

Uno de los principios apuntados del nuevo acuerdo ha sido la flexibilidad: «No vale con dar un servicio por un grado de discapacidad. La vida de la gente cambia. Esto requiere modificar los apoyos. Había un problema de rigidez importante en el planteamiento. Incluso los sistemas informáticos se diseñaban con esa rigidez».

Barriga también ha rechazado el enfoque patologizante: «La protagonista tendría que haber sido la autonomía, y ha sido la más abandonada».

Y añade: «No creemos que tenga que haber un sistema sociosanitario, meter médicos en las residencias. El paciente complejo está en contextos complejos y el sistema sanitario tiene que atenderlo. Sí tiene que existir una coordinación con el sistema sanitario, ser cómplices necesarios en los cuidados».

Alude también a los servicios masificados y en las afueras de las ciudades: «No nos podemos permitir una gestión industrial de los cuidados».

Basarse en la Convención, personalizar en lugar de basarse en grados de discapacidad, la atención integral centrada en la persona, la óptica de desinstitucionalización, la eliminación paulatina de sujeciones o el empoderamiento de las personas son otras de las claves que destaca del acuerdo.

Pero, ¿cómo lograrlo? Barriga apunta al sistema de calidad y su evaluación: «Todos los servicios deben estar acreditados. Con estos principios, definimos los criterios de los servicios que deben garantizar».

¿Cómo se paga?

Enrique Galván Plena inclusión
Enrique Galván durante el seminario

Enrique Galván transmitía a Barriga la preocupación de profesionales y familias: «El acuerdo propone mejoras que deben tener en cuenta la fragilidad del sistema. El momento de la verdad son los apoyos a las personas. Bajo reconocimiento, rotación en las plantillas… la calidad pasa por mejorar los apoyos y las condiciones de quienes apoyan».

Al respecto, Barriga ha sido claro sobre la única forma de financiarlo para hacerlo realidad: «¿Esto cómo se paga? Esto se paga con impuestos».

Además, añade: «este acuerdo propone un marco de derechos, atención centrada en la persona y óptica desinstitucionalización, pero hay otras políticas públicas públicas deben apoyar esto».

Para él, el acuerdo «no es la solución a todos los males ni va a resolver desafíos tan importantes como el empleo de las personas cuidadoras».

Pero sí que, desde su punto de vida, con este acuerdo se han subvertido las cosas: «los derechos de la ciudadanía se definen desde lo público, no desde sectores empresariales.»

Barriga ve el acuerdo como una contribución más hacia «un cambio auténtico del modelo de cuidados».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba