Asistencia personal: retomar el control sobre tu propia vida

Valeriana y su asistente personal, Ruth
Valeriana y su asistente personal, Ruth

*Aquí tienes un adelanto
del número de junio 2021
de la revista VOCES,
que se publica el próximo miércoles.
Se trata del reportaje de portada
que aborda la figura
de la asistencia personal.

En España muy pocas personas
con discapacidad tienen el apoyo
de una asistente personal.

Y eso cuando se ha reconocido
la importancia de esta profesional
para que las personas con discapacidad
puedan disfrutar de una vida autónoma
y en comunidad tomando
sus propias decisiones.

En la revista VOCES hemos recogido
opiniones de asociaciones, profesionales
y, sobre todo, de personas con discapacidad
intelectual o del desarrollo
para contarte mejor en qué es una
asistente personal y cómo es la vida
de las personas que cuentan
con sus servicios.

Retomar el control sobre tu propia vida

Este contenido está en lectura difícil Este contenido NO está adaptado a Lectura Fácil

José L. Corretjé. Plena inclusión España

Solo el 0.56% de las personas con discapacidad que reciben prestación en España a través del Sistema de Atención a la Dependencia cuentan con una asistente personal. Esta cifra, que procede de fuentes del Gobierno y que está actualizada en abril de este año, da una dimensión de la escasísima implantación que tiene la Asistencia Personal en nuestro país.

Pero ¿qué es y qué busca la figura de la asistente personal? Se trata de un servicio recién nacido en nuestro país que, de acuerdo a lo establecido por la Ley de Dependencia de 2006, debería estar financiado por las administraciones públicas con competencias: en este caso, las comunidades autónomas. Mucho más en una coyuntura en la que el Gobierno del Estado ha expresado públicamente su voluntad de potenciar políticas que lleven a un cambio de modelo menos basado en la institucionalización y más potenciador de la autonomía personal y la vida independiente y en comunidad. En el logro de este objetivo deben acompañar los fondos europeos de recuperación y resiliencia, que llegarán en los próximos meses como sostén financiero de proyectos de desinstitucionalización, como el de la Asistencia Personal.

Pero para contextualizar la importancia de la Asistencia Personal como palanca de cambio en la vida de las personas con discapacidad, hay que hablar de derechos. Silvia Muñoz, responsable del programa de Asistencia Personal de Asistencia Personal de Plena inclusión España: “La Convención de Derechos sobre las Personas con Discapacidad de la ONU es muy clara. En su texto reconoce que la vida independiente es un derecho fundamental y que los países firmantes están llamados a tomar las medidas necesarias para asegurarla. Todas las personas con discapacidad tienen derecho a vivir la vida que elijan y a recibir los apoyos necesarios”, subraya Muñoz.

Sin embargo, en España la Asistencia Personal supone un planteamiento todavía muy desconocido y poco asumido por las comunidades autónomas. “Hablando de asistencia personal y de apoyo institucional, Castilla y León es un oasis en medio del desierto que es el resto de España”, avisa Ruth Domínguez, asistente personal en ASPAR-La Besana. La Junta de Castilla y León es pionera en el desarrollo de acuerdos de colaboración con el tejido asociativo. Varias entidades de Plena inclusión de aquella región se benefician de su apoyo.

La promoción de la Asistencia Personal en Plena inclusión se articula a través de proyectos del IRPF que se desarrollan, desde 2020, en 15 federaciones autonómicas. El programa se impulsó a través de un pilotaje y formaciones en entidades, y en la actualidad cuenta con el impulso que le da la Red de 30 líderes, personas con discapacidad intelectual o del desarrollo, quienes ya han celebrado su primer seminario público el pasado 4 de junio.

DOS MUNDOS DIFERENTES
El cambio que se produce en la vida de las personas, gracias al apoyo a sus decisiones que supone contar con una asistente personal, es enorme. Así lo reconoce Ruth Domínguez, asistente personal desde hace un año de Valeriana García y Beatriz Martín: “Yo llevaba mucho tiempo trabajando en un centro de día y esto que hago ahora es algo totalmente diferente. Las personas ganan en calidad de vida», constata Domínguez. Para Beatriz Martín, «la asistente personal es una ayuda física y emocional en mi vida. Ahora me apoya con el libro de poesía y dibujos que estoy haciendo sobre Salamanca».

Una opinión muy parecida es la que expresa Ruimán Tendero, de Autismo Tenerife. Esta asociación mantiene desde hace 8 años acciones Asistencia Personal en el apoyo a más de 60 familias en contextos naturales y en comunidad. Las acciones que despliegan tienen como centro a la persona con discapacidad intelectual o del desarrollo (muchas con grandes necesidades de apoyo), pero no se olvida de que trabajar con el entorno familias es esencial para que todo se transforme. “Tenemos evidencias de que otra forma de apoyar es posible.

El cambio surge cuando se empieza a confiar en los sueños de las personas. Sobre todo, en las que tienen grandes necesidades de apoyo”, explica Tendero. “No podemos hacer nada sin la colaboración y participación de las familias. Muchas de ellas empiezan a tomar la decisión de trasladar a su hijo o hija de un centro porque perciben que falta bienestar emocional. Y en este momento es cuando la Asistencia Personal se convierte en una herramienta muy potente, ya que se abre la puerta para que las personas pasen a ser protagonistas de sus vidas al tomar sus propias decisiones”, concluye el representante de Autismo Tenerife una entidad cercana a Plena inclusión Canarias.

José L. Corretjé

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba