Infórmate

Reflexiones sobre la brecha digital

Noticia | 01 Julio 2020

Valor:

Una persona manejando un ordenador y un móvil
Lectura fácil

Lectura fácil

Plena inclusión tiene una
Comunidad de aprendizaje

Esta comunidad se basa
en prestar apoyos
a las personas con discapacidad
intelectual en la tecnología,
por ejemplo en el empleo.

Este equipo ha realizado
muchos aprendizajes
durante el estado de alarma

Algunos ejemplos sobre estos aprendizajes son:

- La tecnología nos ayudado a conectarnos
y adaptarnos a esta situación
y quitar los miedos a las familias
de las personas con discapacidad intelectual.

- Las familias han tenido que comprar
ordenadores, tablets a los familiares
de personas con discapacidad intelectual.

- La tecnología ha permitido
contar con mayor participación de personas.

- Las personas con discapacidad
no podían llamar a sus amigos
durante el coronavirus.

- La informacion en medios de comunicación
no era accesible.
Tuvimos que adaptarla a lectura fácil.

Una de las Comunidades de Aprendizaje de Plena inclusión de 2020 es la que está compartiendo sus aprendizajes sobre la puesta en práctica de la metodología de la Tecnología Centrada en la Persona. Esta metodología se centra en promover el uso de la tecnología para prestar apoyo a las personas con discapacidad intelectual, desde una perspectiva centrada en la persona. En este pilotaje nos estamos centrando en tecnologías relacionadas con el empleo.

Este equipo ha realizado muchos aprendizajes durante el estado de alarma, ya que ha tenido que poner en marcha el proyecto en plena situación de confinamiento.

Queremos compartir algunas de las reflexiones y aprendizajes que hemos realizado sobre cómo nos ha afectado la brecha digital durante estos meses.

La tecnología nos ha ayudado a estar conectados y a dar continuidad al trabajo seguir haciendo cosas y adaptarnos a la situación. La situación de confinamiento ha sido el motor para quitar miedos tanto de las familias, de las personas con discapacidad intelectual y de los propios profesionales. Nos hemos encontrado con familias que han decidido comprar un dispositivo a su familiar con discapacidad porque durante el confinamiento han visto que era necesario que lo tuvieran y además han experimentado que el uso que se le estaba dando ha sido adecuado. La tecnología nos ha permitido contar con una mayor participación y en estos meses hemos adquirido mucho más conocimiento de tecnología, siendo muy flexibles y adaptándonos a la nueva situación.

Durante la situación de confinamiento hemos visto como las personas con discapacidad veían limitadas sus conexiones con amigos, parejas… en la situación previa al confinamiento esta situación de falta de comunicación también se daba los fines de semana porque no tenían medios para estar en contacto, pero durante estos meses la separación ha sido mucho más larga y además con un componente de preocupación por la salud de amigos, compañeros, profesionales. Cuando se ha conseguido establecer la conexión se ha visto el alivio.

La información que se recibía de los medios de comunicación, pero no era accesible cognitivamente porque había mucha y era complicada. En algunas ocasiones era necesario hacer fotos en el centro para que vieran que no había nadie, no se podían creer que el centro estaba realmente cerrado y que todo el país estaba en sus casas.

Por supuesto, también hemos encontrado problemas para poder seguir prestando apoyos porque no se contaba con dispositivos o conexiones a internet estables.

Para que esto no vuelva ocurrir es fundamental que los profesionales estemos más actualizados en conocimientos tecnológicos y los incorporemos en nuestros apoyos ya que hemos adquirido conocimientos muy valiosos y hemos dado respuesta al desconocimiento que tenían tanto las personas con discapacidad como las familias.

Durante estos meses hemos tenido un mayor acercamiento con las familias, les explicábamos cómo funcionaba la tecnología para que luego ellas pudieran enseñar a sus familiares, hemos aprendido muchas nuevas aplicaciones tecnológicas, el catálogo de aplicaciones de Plena inclusión nos ha venido muy bien, pero también hemos desarrollado nuevas capacidades poder enseñar el uso de la tecnología, de manera más personalizada, más centrada en las necesidades reales de la persona y no tanto en talleres de informática para todos, con más imágenes, usando tecnología (video llamada) para enseñar otras tecnologías… Algo muy importante también ha sido el descubrir las capacidades de muchas personas con discapacidad intelectual sobre el uso de las tecnologías e incluso su capacidad para enseñar a otras personas sobre cómo usarlas y para qué.

Esta situación nos ha hecho aprender rápido y nos parece importante que este conocimiento permanezca y se comparta.

Artículo de la Comunidad de Aprendizaje de Tecnología Centrada en la Persona, orientada al empleo.

Agregar comentario