Las familias están formadas:

  • Por personas que se apoyan
    y cuidan entre sí.
  • Por personas relacionadas
    por sangre o matrimonio.
  • También puede incluir
    a otras personas con las que
    tenemos una relación de afecto
    o que nos dan apoyo.

Cada familia sabe quién
forma parte de ella.

En ocasiones, a algunas personas
parientes de sangre
podemos no considerarlos
parte de la familia.

Las relaciones con la familia
suelen ser más largas y estables.

A menudo, la familia
nos acompaña durante toda la vida.

Compartimos mucho tiempo
durante muchos años.

Cada familia es única
y diferente al resto.

Versión en lectura difícil

Este contenido está en lectura difícil Este contenido NO está adaptado a Lectura Fácil

Cada familia es distinta y no existe una definición única de familia.

En Plena inclusión acordamos que familia son la madre, el padre, hermanos y hermanas y en las personas que viven en nuestro mismo domicilio.

En algunos casos también pensamos en los tíos, abuelos, cuñados… Pero también incluimos a personas importantes en nuestra vida, personas que no son familiares (amigas, vecinas, compañeras de trabajo…), y a las que nos une un vínculo de apoyo cuando lo necesitamos y con las que mantenemos una relación afectiva estrecha, regular y constante.

También creemos que todas las familias tienen fortalezas y capacidades y que es importante que tengan información y herramientas para tomar sus decisiones de manera informada.

El término familia cambia de significado con el tiempo, las culturas y los autores. Una familia es una unidad de apoyo social en funcionamiento que cría y protege a sus miembros. La familia es una unidad o sistema de apoyo social.

Al igual que el resto de las familias actuales, las unidades familiares de las personas con discapacidad intelectual pueden ser muy diferentes unas de otras. Las familias pueden estar formadas por uno o dos padres; los padres pueden estar casados o solteros, divorciados o casados en segundas nupcias. Las familias pueden incluir abuelos u otros familiares; puede haber miembros adoptados o en acogida. Los padres pueden ser jóvenes o mayores.

Una unidad familiar también puede estar conformada por gente que no tiene vínculos de sangre, pero que son parte de un sistema de ayuda mutua, dedicado a cuidar unos de otros. Esto puede incluir, por ejemplo, compañeros de habitación que con el paso del tiempo han desarrollado un vínculo emocional y de apoyo cercano.

La relación entre Stan y Lou es prueba de ello. Compartieron habitación durante más de 15 años en un gran centro de cuidados intermedios. Cuando les anunciaron que ese centro iba a cerrar, Stan y Lou solicitaron permanecer juntos. Hoy en día comparten un apartamento integrado en una comunidad.

La gente puede incluso desarrollar relaciones significativas con miembros del personal laboral y verlos como miembros funcionales de su red de apoyo social. En algunos casos, los miembros del personal continúan su relación después de terminar su contrato de trabajo.

Los miembros de la familia no tienen por qué residir o tener un contacto diario con una persona para ser una parte importante de su sistema de apoyo o de su unidad familiar. El clan familiar puede apoyar e influir en las unidades familiares (el clan familiar puede incluir a los abuelos, hermanos adultos, padres sin custodia, padrastros y hermanastros, tías, tíos, primos u otros familiares y amigos cercanos). Por ejemplo, las opiniones, los recursos y el apoyo de una abuela que vive en otra ciudad pueden ejercer una influencia considerable sobre las decisiones que toma una familia.

¿Quién está incluido en una unidad familiar y en su sistema de apoyo social? La respuesta no siempre es obvia. Cada unidad de familia varía en su composición y es definida por sus miembros.

Fuente

Cuaderno de Buenas Prácticas: Un enfoque de la discapacidad intelectual centrado en la familia

Ir arriba