¿Qué apoyos dan las entidades a las familias?

Versión en lectura difícil

Este contenido está en lectura difícil Este contenido NO está adaptado a Lectura Fácil

Todas las familias necesitamos apoyo
en algunos momentos.

Momentos importantes

Tipos de apoyos

Como sabrás, la familia cumple diversas funciones y desempeña un rol muy importante en el cuidado del bienestar físico y emocional de cada uno de sus miembros. Debes partir de la base que, como familia con un miembro con discapacidad intelectual o del desarrollo, funcionas y te organizas como el resto de las familias pero puedes llegar a pasar por “situaciones especiales” que se tienen que tener en consideración.

Como ya hemos comentado en otros apartados, la aparición de la discapacidad en la familia implica unos cambios y éstos, a su vez, suponen nuevas necesidades para las familias, necesidades que van a cambiar a lo largo de su ciclo vital: necesidades emocionales, necesidades de información, necesidades económicas, necesidades educativas, etcétera.

A través de su Programa de Apoyo a Familiares (PAF), todas las federaciones de Plena inclusión (excepto País Vasco y Navarra) desarrollan actividades como las que siguen.

Información y orientación

Una de las tareas más difíciles que te puedes encontrar cuando tienes un familiar con discapacidad es la de recopilar toda la información relativa a la misma. En las entidades de Plena inclusión y en muchos recursos públicos hay servicios que pueden informarte sobre los recursos que existen para tu familiar con discapacidad y para otros miembros de tu familia.

La información la puedes solicitar por teléfono, a través de la página web de tu federación, o solicitando una entrevista con el o la profesional responsable de Apoyo a Familias en la misma.

Apoyo emocional

Algunas familias pueden necesitar apoyo emocional para afrontar los cambios que están viviendo con su familiar con discapacidad. No todas las personas están preparadas para asumir y entender lo que la discapacidad conlleva, ni tienen la energía que supone reorganizarse para atender todas las necesidades de su familiar con discapacidad. Desde Plena inclusión ofrecemos apoyo a través de los Grupos de Apoyo Emocional. Son grupos formados por familiares que se reúnen periódicamente para intercambiar experiencias, ayudarse mutuamente y fomentar las relaciones entre familias. Los familiares valoran muy positivo el apoyo entre iguales, al considerarlo complementario al que pueden recibir por parte de los profesionales. Hay grupos de padres y madres, de hermanos y de abuelos.

Si tienes interés en participar o en que alguien de tu familia participe en uno de ellos, ponte en contacto con tu federación más cercana.

Formación a familiares

Acompañar a tu familiar con discapacidad a largo de su ciclo vital puede requerirte formación y habilidades nuevas. Desde Plena inclusión se organizan muchas charlas y talleres dirigidos a familiares que pueden resultarte de interés. Si estás interesado, puedes ponerte en contacto con tu federación más cercana.

A lo largo de 2015 comenzamos a impartir en nuestra plataforma de formación, un curso online sobre “Calidad de Vida Familiar”. Este curso pretende profundizar en el concepto de calidad de vida que tienen nuestras familias. Se trata de una autoformación en la que los alumnos pueden ir accediendo periódicamente a los distintos temas. En 2015 se han presentado los 3 primeros temas, sobre el Modelo de Calidad de Vida Familiar, el Bienestar emocional y la Salud).

Conciliación y respiro

Atender a un familiar con discapacidad puede conllevar gran cantidad de tiempo y mucha disponibilidad. El ritmo de vida es distinto y genera cansancio y a veces estrés. En Plena inclusión podemos ofrecerte un servicio a través del cual atendemos a tu familiar con discapacidad durante un tiempo determinado para que el resto de tu familia y tú puedan dedicarlo a las obligaciones laborales, a acudir al médico o incluso disfrutar de un momento de ocio.

Hay distintas formas de respiro:

Estancias: la persona con discapacidad intelectual acude a un servicio de vivienda o en un recurso comunitario y permanece en él, el tiempo que la familia necesite (hasta un máximo de 15 días).
Acompañamientos por horas o apoyos puntuales: se acompaña a la persona con discapacidad durante un número concreto de horas, generalmente en su domicilio.

Además, Plena inclusión desarrolla un programa de respiro específico para familiares de personas con mayores necesidades de apoyo (relacionadas con la alimentación, la higiene, la movilidad, la conducta, etc.), ya que, en general, tienen más necesidad de respiro al requerir necesitan apoyos de servicios especializados.

Ir arriba