Evaluación de la accesibilidad cognitiva de un entorno

evaluación accesibilidad cognitiva entorno banco cajero

Versión en lectura difícil

Este contenido está en lectura difícil Este contenido NO está adaptado a Lectura Fácil

Proceso guiado de evaluación
de la comprensibilidad de un entorno.

Suele tener estos pasos:

  1. Elegir qué vamos a evaluar.
    Solemos hacerlo como si fueran pruebas.
    Por ejemplo: cómo llegar al museo
    desde la parada del autobús.
  2. Vamos al espacio e intentamos
    realizar las pruebas.
    Apuntamos qué dificultades
    y qué apoyos encontramos.
    Grabamos y hacemos fotos.
  3. Con todas las notas,
    hacemos un informe con ideas
    de cómo mejorar la accesibilidad.
    Por ejemplo: poner señales
    para no perderte.

La evaluación la podemos hacer
de un espacio físico
como un edificio, un barrio
o un medio de transporte.

También podemos evaluar
espacios digitales como páginas web,
aplicaciones o videojuegos.

Ir arriba