¿Es cierto que las personas con discapacidad intelectual son violentas o peligrosas?

No es cierto.

La discapacidad intelectual no provoca violencia.
Ni para la propia persona ni para otras personas.

A veces, algunas personas sí tienen
comportamientos peligrosos o violencias.

Pero suelen ser por las dificultades que tienen
para comunicarse y entender lo que ocurre.

Versión en lectura difícil

Este contenido está en lectura difícil Este contenido NO está adaptado a Lectura Fácil

En absoluto, la discapacidad intelectual no conlleva necesariamente presentar violencia o peligro ni para la propia persona ni para otras personas.

Las conductas violentas o peligrosas, si es que se llegan a dar, suelen ser consecuencia de dificultades de comunicación y de comprensión del entorno. Los datos actuales de investigación nos dicen que menos de 1 de cada 20 personas adultas con discapacidad intelectual o del desarrollo, presenta conductas de autoagresión, y menos de 1 de cada 10 presenta conductas de agresión. Además, pasados 2 años, alrededor de 1 de cada 3 de esas personas dejan de presentar esas conductas.

Enlaces relacionados

Ir arriba