Qué hacemos

Programa de Ciudadanía Activa

Uno de los principios de la Convención de Naciones Unidas sobre los Derechos de las personas con discapacidad dice que debemos: “procurar que todas las personas participen plenamente en la sociedad”. Según el artículo 29 de esta Convención, las personas con discapacidad tienen derecho a la participación en la vida política y pública. Esto quiere decir que como ciudadanas de pleno derecho, estas personas también pueden elegir a sus gobernantes y ser elegidos por otros como representantes públicos. Además, (y deben) participar en organizaciones y asociaciones, partidos políticos, sindicatos, etc.
 
La “inclusión social” es un aspecto básico para tener calidad de vida: todos necesitamos ser aceptados y formar parte de la comunidad. Todos podemos vivir, aprender y participar en nuestra comunidad.
 
La misión de Plena inclusión dice que debemos “promover la inclusión” de cada persona con discapacidad intelectual o del desarrollo “como ciudadana de pleno derecho en una sociedad justa y solidaria”.
 
Plena inclusión desarrolla en todas las comunidades autónomas un programa de Ciudadanía basado en el empoderamiento de las personas con discapacidad intelectual, la promoción de su participación en la vida política y pública, y su participación en la toma de decisión de nuestras propias organizaciones.
 
“La defensa y protección de ti mismo significa hacerte cargo de tu propia vida. Defensa y protección de ti mismo significa decir a otras personas lo que tú piensas, cómo te sientes y qué es lo que importa, para que cuenten contigo. Tu familia, tus amigos, la gente que trabaja a tu alrededor y el resto de la comunidad no sabrán tu punto de vista a menos que tú les digas lo que piensas”.
 
La entidades de Plena inclusión impulsan los llamados "grupos de autogestores", así como otros espacios de participación y representación, que dan voz a un colectivo al que hasta ahora no se le había reconocido ese derecho. Las entidades ofrecen apoyos para que estas personas puedan desarrollar un aprendizaje de la participación. También propmueven proyectos de educación, empleo, salud u ocio en la comunidad, para que puedan relacionarse y participar con otros ciudadanos y ciudadanas sin discapacidad en un plano de igualdad.
 
Es preciso tener en cuenta que la participación social de algunas personas con discapacidad intelectual o del desarrollo no siempre puede ser plena, debido a problemas de accesibilidad en el entorno. Por ello, Plena inclusión también trabaja en el ámbito de la accesibilidad cognitiva y la lectura fácil, como medios imprescindibles para el acceso a la información y herramientas para garantizar una participación en igualdad.