¡Nueva convocatoria abierta!

¿Qué es el proyecto de transformación y a quiénes se convoca?

El proyecto de transformación de los servicios hacia la calidad de vida consiste en alimentar y promover la voluntad y la acción de los servicios de Plena inclusión que voluntariamente quieran iniciar un proceso de transformación hacia Servicios Centrados en la Persona, y ofrecerles un entorno de red y de colaboración mutua, con apoyo y acompañamiento. Los proyectos concretos de transformación que se están generando actualmente se han puesto en marcha en los servicios de Atención Temprana, Buena Vejez, Centros Ocupacionales y Educación de entidades que desean iniciar un proceso de transformación. Ahora, el proyecto convoca a todos los servicios (aquellos servicios que estén actualmente ya en el proceso no tienen que volver a realizar la solicitud):

  • AT Atención temprana
  • ED Educación (tanto especial como inclusiva en centros regulares, o como servicios de apoyo a la educación en edad escolar)
  • CO Centros ocupacionales
  • CD Centros de día
  • OI Ocio inclusivo (incluye deporte)
  • AF Servicio de apoyo a familias
  • RL Residencia para personas con nivel intermitente / limitado de apoyo            
  • RG Residencia para personas con nivel extenso / generalizado de apoyo          
  • VI Vivienda tutelada o independiente 
  • BV Buena Vejez. Servicio de Apoyo a personas mayores           
  • EA Empleo con apoyo  
  • CE Centro Especial de Empleo  
  • SM Programa para personas con alteraciones de la salud mental y/o de la conducta
  • IL Programas de inserción laboral
  • RE Programas de reclusos / exreclusos
  • AV Programas de apoyo a la vida independiente
  • VO Programa de voluntariado
  • Otros

Estos servicios pueden pertenecer o no al movimiento asociativo Plena inclusión (en caso de servicios no pertenecientes a Plena inclusión serán las federaciones correspondientes –o la confederación en servicios que se lleven a cabo en otros países- quienes deben dar su valoración del alineamiento de esos servicios con nuestros modelos).

Para saber más:

¿Por qué hay que avanzar hacia la transformación?

“Una concepción de la discapacidad centrada en la persona frente a una centrada en el déficit supone la necesidad de repensar los servicios, pues estos fueron creados en el seno de la cultura del déficit y ahora se requiere su transformación hacia la cultura de la persona, de la ciudadanía, de la calidad de vida” (Javier Tamarit, Murcia, III Congreso Internacional de Autismo – 2014).

Porque lo demandan las personas, las familias y las propias organizaciones. Desde hace tiempo se clama por una transformación de los modelos y servicios que históricamente se han venido ofreciendo basados en la asistencia institucional hacia servicios de apoyo orientados hacia la calidad de vida, los roles de ciudadanía plena, la personalización de los apoyos y la maximización de las oportunidades de inclusión en el entorno.

Porque es clave para avanzar en los derechos reconocidos en la Convención sobre los Derechos de las personas con discapacidad.

Para saber más:

​​¿Quiénes se van a encargar de transformar en cada servicio?

Todas las personas del centro están implicadas en el proceso de transformación. Un proceso de transformación implica el compromiso firme de un equipo con una visión compartida para el cambio, incluida una comprensión común del problema y un enfoque conjunto para resolverlo a través de acciones acordadas. 

En cada centro hay una persona de referencia y un equipo responsable guiar el proyecto, de consensuar la autovaloración y  las decisiones que se tomen en el proyecto, y de fomentar las acciones de transformación.

Cada centro puede decidir cómo formar este equipo, debe estar integrado por profesionales, también voluntarios si los hay, familias y personas con discapacidad intelectual o del desarrollo; en total un equipo de transformación puede tener entre 6 y 12 miembros, pero puede variar. Deben de ser equipos con vinculación positiva con su trabajo, comprometidos, con valores y ganas de trabajo en equipo, alimentando la comunicación y la confianza y propiciando su participación plena en los procesos de trasformación. 

¿Cuál es el rol de los profesionales en un servicio que entra en un proceso de transformación?

El rol de los profesionales es un rol comprometido. Pasa de ser prestador de apoyos en entornos segregados a ser un identificador activo de oportunidades de participación en contextos inclusivos y a prestador de apoyos centrados en la persona y con una orientación clara hacia entornos comunitarios. Los profesionales, como profesionales de la personalización en el entorno comunitario, deben estar comprometidos con la persona y con la familia, generando pensamiento, conocimiento y apoyos centrados en la persona y en su familia, e identificando y promoviendo oportunidades y apoyos en el entorno de cada persona.

Los profesionales de un Servicio Centrado en la Persona se sienten vinculados a las personas y son agentes de transformación de los barrios donde estas viven, ya no solo se vinculan a los centros específicos y a sus programas.

En la experiencia que llevamos acumulada todos los servicios que se implican en el proyecto cuentan con profesionales con un alto grado de vinculación positiva con su trabajo. Si dudas si tu equipo de profesionales está o no vinculados de forma positiva con el trabajo que realizan les puedes indicar que rellenen un sencillo cuestionario, absolutamente anónimo, que se encuentra en el enlace siguiente (lo tendrían que rellenar antes del 5 de diciembre de 2016): https://www.encuestafacil.com/RespWeb/Qn.aspx?EID=2226800. Una vez recibidos los cuestionarios te devolveríamos los datos medios obtenidos antes del 15 de diciembre.

¿Cómo empezar?

El responsable del servicio hace la propuesta de embarcar a su servicio en un proyecto de transformación y, si se decide a embarcarse en el proyecto, forma el equipo de transformación. Finalmente, debe rellenar el formulario de la convocatoria antes del 15 de enero de 2017.

A finales de enero, el responsable del equipo de transformación recibirá sus claves (usuario y contraseña) para la Intranet, donde tendrá toda la información disponible y las herramientas para la autovaloración. En ese momento, tras hacerse con la plataforma intranet (hay documentos de apoyo para ello) se pone en marcha con el proyecto.

Un proyecto de transformacion tiene 4 fases:

1.   AUTOVALORACION: Hacemos una autovaloración individual y/o colectiva, para lo que proponemos unas herramientas concretas. Esta fase puede llevar dos meses.

2.   COMPROMISO: Decidimos cuál es nuestro proyecto de transformación a la luz de la autovaloración que hemos realizado. Esta fase puede llevar dos meses.

3.   DESPLIEGUE: Ponemos en marcha el proyecto de Transformación que hemos decidido. Esto llevará generalmente entre 9 y 12 meses.

4.   COMPARTIR Y TRANSFERIR: Compartimos de forma abierta la experiencia de todos los proyectos realizados en este tiempo. Tras ello, comenzaría un nuevo ciclo con nuevas microtransformaciones.

¿Qué ofrece Plena inclusión?

Plena inclusión, a modo de columna vertebral, actúa como eje central de toda la iniciativa, coordinando a todos los participantes.

Entre los servicios que se ofrecerán a las organizaciones que voluntariamente deseen iniciar un proceso de transformación están:

  • Recopilación y devolución de datos a los servicios, de forma que les permita comparar su situación actual con otras regiones a nivel autonómico y estatal, lo cual les orientará de cara a decidir el tipo de microtransformación a poner en marcha.
  • Poner a disposición el espacio de la Intranet como herramienta de impacto colectivo y de aprendizaje colaborativo y compartido.
  • Dinamizar las relaciones entre los diferentes equipos que participan en el proyecto, tales como el grupo de responsables de las federaciones, los equipos de mediación y apoyos (EMA) y otros expertos o agentes catalizadores de procesos de transformación.
  • Ofrecer y organizar encuentros (ya sean online o presenciales) entre servicios y otros agentes implicados en el proceso para la trasferencia de conocimientos y puesta en común del estado de los procesos de transformación encaminados por las organizaciones.

Desde las Federaciones Autonómicas de Plena inclusión, una persona responsable de Transformación estará disponible para que las entidades puedan resolver cuestiones y dudas sobre los pasos a dar en un proceso de Transformación.