Infórmate

¿Por qué hacemos voluntariado y activismo? Un nuevo estudio de la PVE y EAPN lo analiza

Noticia | 20 Marzo 2019

Valor:

Lectura fácil

Lectura fácil

Plena inclusión es miembro de
la Plataforma del Voluntariado de España (PVE)
y la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en España (EAPN-ES).

Estas organizaciones han presentado hoy un estudio.
Se titula ‘Tercer Sector de Acción Social, Movilización Social y Voluntariado: ¿Transformando Juntos?’
En este estudio analizan lo que piensan de las organiciones sociales
las personas que colaboran y participan en ellas
como socias o voluntarias.

Una de las cosas que dice es que estas personas
hacen voluntariado para prestar un servicio a la comunidad.
Y que la mayoría de ellas creen que el voluntariado es también activismo.

El estudio ofrece opiniones de 800 personas de 400 organizaciones.
También explica 11 buenas prácticas de colaboración
en la lucha contra el odio en redes sociales,
el derecho al voto,
la lucha contra la desigualdad,
el emprendimiento inclusivo,
la incidencia política,
el desarrollo rural,
la lucha contra la violencia machista,
el apoyo a personas refugiadas
o la ciudadanía activa.

Plena inclusión pertenece a la Plataforma del Voluntariado de España (PVE) y la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en el Estado Español (EAPN-ES). Ambas plataformas han presentado hoy su estudio ‘Tercer Sector de Acción Social, Movilización Social y Voluntariado: ¿Transformando Juntos?’, que tiene como objetivo analizar la percepción que tienen las personas que participan en  ONG y en movimientos sociales respecto a dichas organizaciones y corrientes.

El trabajo revela, entre otras cuestiones, que la razón para hacer voluntariado de la mayoría de las personas encuestadas es prestar un servicio a la comunidad. Por otra parte, muestra que las diferencias entre voluntariado y activismo no están claras y para buena parte de las personas entrevistadas ambos conceptos son equivalentes.

Esta encuesta se ha realizado mediante una metodología práctica a la que han respondido más de 800 personas integrantes de 400 ONG y movimientos sociales. La muestra ha incluido todo tipo de perfiles: personas directivas, trabajadoras, activistas o voluntarias de base, beneficiarias, etcétera. Se realizaron también 15 entrevistas en profundidad a personas de reconocido conocimiento, experiencia práctica y compromiso con las cuestiones analizadas.

Por último, se han seleccionado 11 casos de buenas prácticas de trabajo en red y colaboración mutua: lucha contra el odio en redes sociales, derecho al voto, lucha contra la desigualdad, emprendimiento inclusivo, incidencia política, desarrollo rural, lucha contra la violencia machista, apoyo a personas refugiadas y ciudadanía activa.

Los datos recabados por la encuesta desmitifican las ideas preconcebidas y nos muestran que las relaciones entre movimientos sociales y ONG se consideran buenas y sin grandes disensos.

Agregar comentario