Infórmate

31 Agosto 2018

Tres nuevos funcionarios con discapacidad intelectual en el Ayuntamiento de Zaragoza

Noticia

Valor:

Miguel Ángel Ovejas, tiene 31 años, es un tipo trabajador, responsable y solidario. A todo ello, hay que sumar su nueva faceta como funcionario del Ayuntamiento de Zaragoza en la categoría de operario especialista.

Esta plaza, forma parte de las cinco que integraron la oferta de empleo público publicada en junio de 2016 mediante ingreso por el turno libre independiente de reserva para personas con discapacidad con el sistema selectivo de concurso-oposición. Tres de esas cinco plazas, se reservaron para aspirantes con discapacidad intelectual.

Este joven con discapacidad intelectual, junto a otra de las personas que también ha conseguido una de las tres plazas ofertadas, se ha formado en Plena inclusión Aragón en los cursos que nuestra entidad organiza de forma semanal para más de 30 personas con discapacidad intelectual.

Además, Ovejas, ha simultaneado la preparación de la prueba de acceso a personal del Ayuntamiento con otra correspondiente al cuerpo de funcionarios del Estado como ordenanza, cuyo examen se celebrará el próximo 22 de septiembre. Desde nuestra organización se acompañará a las personas con discapacidad intelectual formadas en nuestros cursos, fletando un autobús que saldrá desde Zaragoza.

Cuando hablábamos de él como una persona trabajadora y responsable, quizá nos quedemos algo justos, y es que según él mismo explica, también se va a presentar a la oposición en septiembre, porque “me queda una espina clavada dado que ya me he presentado en tres ocasiones y no he podido obtener la plaza”.

Antes de comenzar a estudiar para poder optar a estas plazas hace más de un año, Miguel Ángel ha exprimido su tiempo al máximo, demostrando que la voluntad y la constancia son actitudes que frecuentemente superan el hecho de tener una determinada discapacidad.

Muestra de ello fue su participación como voluntario de la Cruz Roja en la Ciberaula del Hospital infantil de la capital aragonesa, donde una vez a la semana, ayudaba a que los niños y niñas ingresados pasaran un buen rato jugando al ordenador, juegos de mesa o pintando ayudando a que sus familiares, pudieran descansar durante un par de horas.

Su tiempo como voluntario durante casi cuatro años, lo simultaneó como trabajador de un centro especial de empleo, donde desarrolló labores de jardinería a lo largo de más de siete años. Antes de este empleo, también realizó tareas de paquetería en otro centro especial de empleo, cursó un grado medio de jardinería y dos programas de cualificación profesional inicial en Río Gállego y en Garrapinillos.

Por si todo esto fuera poco, durante los últimos nueve meses, al tiempo que preparaba las dos oposiciones, ha trabajado en FCC como operario de limpieza en la contratada de la Universidad de Zaragoza, a través del convenio de colaboración que esta empresa de servicios firmó con Plena inclusión Aragón para incorporar a personas con discapacidad intelectual en su plantilla.

Su día a día se ha reducido a cumplir con su trabajo cada mañana en FCC, y por la tarde, dedicar de 3 a 4 horas a preparar las oposiciones, que volvemos a recordar, han sido dos: Ayuntamiento y Estado.

Ovejas, ha agradecido al Ayuntamiento de Zaragoza que haya reservado un turno específico para personas con discapacidad intelectual, adaptando las preguntas de la prueba de acceso. Él mismo vivió una experiencia que justifica su agradecimiento. Hace ya algunos años se presentó a una oposición como celador convocada por el Salud en Aragón, donde se reservaron plazas para personas con discapacidad sin guardar un cupo específico para personas con discapacidad intelectual, hecho que define como injusto dado que “una persona con discapacidad física puede tener mal un oído o una pierna, pero son personas que pueden haber sacado una carrera o tener el doble de estudios que cualquier persona con discapacidad intelectual”.

El futuro

Miguel Ángel, todavía no ha pensado mucho cómo va a cambiar su vida en adelante: “el salario será mejor que en un centro especial de empleo y el día de mañana sé que me podré independizar y que no tendré que preocuparme”.  Sin embargo, sí que le ha estado dando vueltas a ese primer día en el que comience a desempeñar sus funciones como operario en las instalaciones del Ayuntamiento: “espero que o el Ayuntamiento o Plena inclusión Aragón, sobre todo al principio, nos apoyen para adaptarnos al puesto de trabajo. Por mi parte, voy a trabajar y a rendir todo lo que se puede y más, seré amable y ayudaré a todas las personas que lo necesiten”.

Programa de formación para el empleo público de FEAPS Aragón

Desde el año 2004, Plena inclusión Aragón ha formado más de 450 personas con discapacidad intelectual o del desarrollo, de las cuales, 15 han conseguido un puesto como funcionarios en la Administración Pública tanto local como autonómica y estatal: Residencia Romareda, Edificio Pignatelli, Instituto Avempace, Inaem, Centro Base de Zaragoza, Seguridad Social, etc.

Desde Plena inclusión Aragón consideramos que esta iniciativa es una oportunidad de acceso al empleo y a un sueldo digno que facilite el desarrollo de una vida normalizada. 

Esteban Corsino Roche

Comunicación

comunicacion@plenainclusionaragon.com

www.plenainclusionaragon.com

 

 

 

 

 

Agregar comentario