Infórmate

10 Mayo 2018

El 70% de las personas con mayores necesidades de apoyo no puede elegir ni dónde ni con quién vivir

Notas de prensa

Valor:

  • Se ha presentado en Madrid la segunda parte del Estudio de Plena inclusión ”Todos Somos todos: Análisis de los apoyos recibidos por personas con grandes necesidades de apoyo desde un paradigma de derechos”, realizado por Plena inclusión con la colaboración del INICO (Universidad de Salamanca) y el apoyo del Real Patronato sobre Discapacidad.
  • El acto ha contado con la participación de Alex Crespo, una persona con grandes necesidades de apoyo, y varias madres, que han puesto cara a los datos del Estudio contando sus propias vivencias.

El acto de presentación del Estudio, que tuvo lugar en el Salón de Actos de la Secretaría de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, contó con la presencia de Borja Fanjul, Director del Real Patronato sobre Discapacidad, organización gracias a la cual ha sido posible la publicación del mismo; junto a Araceli del Barrio, miembro de la Junta Directiva de Plena inclusión España.

El Estudio de defensa y garantía de derechos, presentado por Miguel Ángel Verdugo y Patricia Navas del INICO,  muestra datos recogidos a partir de un cuestionario con 71 indicadores de la Convención de Derechos de Personas con Discapacidad aplicados a 729 personas con discapacidad intelectual o del desarrollo: 470 personas con grandes necesidades de apoyo (64,1%) y 259 cuya discapacidad intelectual se traduce en apoyos más intermitentes o limitados (35,3%).

La valoración que realizan familiares y profesionales sobre el derecho al trabajo, la vida en comunidad, la familia y la participación en la vida política y pública es especialmente negativa: un 40% de las personas con menos necesidades de apoyo no puede elegir NI dónde vivir ni con quién vivir, porcentaje que asciende al 70% en el caso de personas con grandes necesidades de apoyo.

El 65% de las personas con grandes necesidades de apoyo nunca es informada sobre el empleo de procedimientos de control de la natalidad (38% en menores necesidades de apoyo).

Según la valoración realizada por los profesionales, en un 70% de los casos, los planes individuales de apoyo de las personas con grandes necesidades de apoyo carecen de metas orientadas a su inclusión laboral.

Con respecto a la participación en la vida política y pública, más de un 70% de las personas que presentan discapacidades más severas, nunca participa en grupos de autogestores o en actividades de representación y reivindicación de derechos; un 60-70% nunca forma parte en los procesos de toma de decisiones sobre aspectos relacionados con la organización, y  más del 70% no puede participar en unas elecciones políticas.

En un 47,9% de los indicadores valorados, las personas con grandes necesidades de apoyo obtienen puntaciones significativamente más bajas que sus compañeros con discapacidad intelectual y necesidades de apoyo más intermitentes, disfrutando de menos oportunidades para ejercer gran parte de los derechos que se articulan en la Convención y comprometiendo la garantía de 14 de los 20 artículos valorados a partir del cuestionario diseñado.

La mesa de familiares contó con tres madres: Lola del Val, Carmen Gil y Carmen Laucirica, esta última además, miembro de la Junta Directiva de Plena inclusión. Gil, madre de Pablo, persona con 30 años y grandes necesidades de apoyo, afirmó: “exijamos apoyos para tener vidas normales”. Por su parte, Del Val, madre de Lorena (que tiene síndrome de Agelman) destacó que las familias de personas con grandes necesidades de apoyo se sienten desplazadas incluso dentro de la discapacidad: “salimos movidas en la foto, contamos las cosas más duras, pero es nuestra realidad”.

En la mesa participó Alex Crespo, persona con grandes necesidades de apoyo de APADIS (entidad miembro de Plena inclusión Madrid), quien –con el apoyo de un asistente personal y una ayuda tecnológica–, nos presentó cómo era su vida, cómo ha ido adquiriendo mayor autonomía a pesar de su discapacidad y cuáles son los apoyos que recibe.

Berta González, Responsable de Proyectos de Plena inclusión, explicó que qué consiste la metodología “Todos somos todos” y expuso los principales objetivos de esta iniciativa orientada a las personas con mayores necesidades de apoyo. González ha destacado que gracias a este estudio podemos disponer de una fotografía que nos aproxima más a la realidad que viven estas personas y poder acometer cambios hacia modelos de apoyo más inclusivos y centrados en las personas.

Cerraron el acto Vanessa García, Gerente de Plena inclusión Castilla y León y Mª Teresa Fernández Campillo, Consejera Técnica del Real Patronato sobre Discapacidad.