Infórmate

Plena inclusión reclama un mayor compromiso con el acceso a la lectura de personas con dificultades de comprensión

Notas de prensa | 22 Abril 2016

Valor:

Banner del Día del Libro
  • Muchas personas tienen aún vetado el acceso al disfrute de la lectura por su discapacidad intelectual, dificultades de comprensión, déficit cognitivo, o escasa inmersión en el lenguaje. Plena inclusión reclama la extensión de sistemas alternativos como la “lectura fácil” como medio de inclusión social a través de un mayor acceso a la lectura y la información.

En palabras de Irina Bokova, Directora General de la UNESCO con ocasión del Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor, “los libros son la puerta a la comprensión y el respeto entre los pueblos, más allá de las fronteras y las diferencias. En todas sus formas, los libros encarnan la diversidad del ingenio humano”.

Desgraciadamente, el acceso al disfrute de la lectura está vetado aún para muchas personas que por su discapacidad intelectual u otras circunstancias tienen dificultades de comprensión, déficit cognitivo, o escasa inmersión en el lenguaje. Para la mayoría de ellas, existen alternativas que les permiten un mayor acceso a la lectura, como la metodología denominada “lectura fácil”, que permite construir y adaptar textos de forma que resulten fáciles de entender.

Plena inclusión lleva años trabajando en el ámbito del acceso a la lectura de todo tipo de textos. En los últimos tiempos se ha volcado en ofrecer más oportunidades a las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo, y otras con dificultades de comprensión, de ejercer su derecho de acceso a la cultura (tal como establece el artículo 30 de la Convención sobre derechos de las personas con discapacidad, firmada por España en 2008). Junto a ello, sigue tratando de concienciar y reclamar a la opinión y los poderes públicos el acceso a la lectura y la información como medio indispensable para la plena inclusión social.

Tres ejemplos de inclusión a través de la literatura. Mediante su proyecto “Léelo Fácil”, Plena inclusión realiza adaptaciones facilitadas de obras literarias clásicas y modernas, escogidas por votación entre los lectores. Estas adaptaciones se ofrecen en versión digital en la web www.leelofacil.org y cuentan además con elementos  audiovisuales que permiten una experiencia lectora más enriquecedora. En sus tres años de vida, el proyecto ha adaptado varias obras de Bécquer, Emilia pardo Bazán y los autores superventas Jordi Sierra i Fabra y Laura Gallego.

Durante este año, Plena inclusión incluirá en el catálogo del proyecto “La Calle 25”, libro en lectura fácil de Mª José Marrodán, y organizará una serie de talleres de animación a la lectura en Castilla y León y Castilla-La Mancha. Estos talleres servirán para que las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo y otras interesadas puedan conocer el proyecto compartiendo un rato de lectura de las obras publicadas hasta ahora.

De entidades miembro de Plena inclusión están surgiendo iniciativas similares, como la que recientemente ha llevado a ASPRODES Salamanca (miembro de nuestra federación castellano-leonesa) a facilitar los “Cuentos del azar y del amor” de Miguel de Unamuno, gracias a la colaboración de la Casa Museo Unamuno de la Universidad de Salamanca y de Pablo Unamuno (nieto del escritor).

Junto a todo ello, la citada cooperativa Altavoz (impulsada por Plena inclusión y liderada por personas con discapacidad intelectual) se ha sumado recientemente a la iniciativa internacional #AdoptaUnLibro con el fin de extender el conocimiento de la lectura fácil a toda la sociedad. Dos publicaciones relacionadas con los derechos fundamentales, “Trampa de Fuego” de Núria Martí Constans y la “Declaración Universal de Derechos Humanos”, han sido los dos primeros títulos abandonados por Altavoz.