Infórmate

29 Enero 2016

Plena inclusión recibe la Gran Cruz de la Orden Civil de la Solidaridad Social, máxima distinción del Gobierno en el ámbito de la acción social

Notas de prensa

Valor:

Logotipo de Plena inclusión

  • En su Consejo de Ministros celebrado hoy, el Gobierno acaba de hacer pública la decisión de entregar esta medalla a nuestra organización.
  • El presidente de Plena inclusión, Santiago López, considera esta Gran Cruz de la Orden Civil de la Solidaridad Social un premio al esfuerzo de cada una de las personas que forman parte de nuestro movimiento asociativo.

El Gobierno ha aprobado hoy en su Consejo de Ministros la concesión a varias organizaciones, entre ellas a Plena inclusión, de la Gran Cruz de la Orden Civil de la Solidaridad Social. Esta distinción reconoce a organizaciones o personas “que se hayan distinguido de modo extraordinario en la promoción o desarrollo de actividades y servicios relacionados con la acción social que haya redundado en beneficio del bienestar social”. En esta ocasión, Plena inclusión la compartirá con Ilunion, la Plataforma del Tercer Sector y la Asociación Valenciana de Caridad.

El presidente de Plena inclusión, Santiago López Noguera, ha relacionado la distinción con el esfuerzo de cada una de las personas que forman parte de nuestro movimiento asociativo: “Como es de imaginar, nos complace enormemente recibir este reconocimiento por parte del Gobierno Español, y lo agradecemos de corazón. Un reconocimiento que recibimos en nombre de las más de 235.000 familias, 140.000 personas con discapacidad intelectual, 40.000 profesionales y 8.000 personas voluntarias que forman parte de nuestro movimiento asociativo.

Debemos considerarlo un premio al esfuerzo de cada una y cada uno de ellos. Pero muy especialmente al de aquellas familias pioneras que hace más 50 años –con todo absolutamente en contra–, fueron capaces de soñar y sembrar un futuro mejor para sus hijos e hijas con discapacidad intelectual. Que no se conformaron y lucharon por sus derechos. Y también muy especialmente a las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo que hoy en día nos demuestran con su propio esfuerzo, que aquella lucha  mereció la pena.

Hoy recogemos y disfrutamos todo ese legado, y aunque hemos avanzado mucho, aún aspiramos a lograr una sociedad en donde las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo estén plenamente incluidas y convivan con el resto de ciudadanos en igualdad de condiciones”.