Lucha contra la exclusión

Plena inclusión apoya a las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo en situaciones de especial riesgo de exclusión.

Al igual que ocurre con la población en general, algunas personas con discapacidad intelectual pueden encontrarse en situaciones de exclusión o marginalidad. Son personas que, por diferentes motivos, forman parte de un grupo social más vulnerable y que requieren unos apoyos más específicos.

La Convención de las Naciones Unidas sobre Derechos de las Personas con Discapacidad, se preocupa especialmente de “la difícil situación en la que se encuentran las personas con discapacidad que son víctimas de múltiples o agravadas formas de discriminación por motivos de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional, étnico, indígena o social, patrimonio, nacimiento, edad o cualquier otra condición”.

Nuestras entidades prestan apoyos y servicios a ciertos colectivos identificados como especialmente vulnerables dentro de la población con discapacidad intelectual, como son las personas reclusas o ex reclusas; las mujeres con discapacidad intelectual, las personas con grandes necesidades de apoyo, o las personas inmigrantes.

Personas reclusas o ex reclusas. Hay personas con discapacidad intelectual que se encuentran en riesgo de cometer un delito, o que ya lo han cometido y se encuentran dentro del régimen penal-penitenciario. Apoyamos a estas personas desde el Programa de integración social y actividades rehabilitadoras. Nuestro principal objetivo es contribuir a la mejora de su calidad de vida evitando que cumplan condena en centros penitenciarios, y fomentando medidas más rehabilitadoras que sustituyan el internamiento en prisión. También hay personas que ya han cumplido condena y han sido excarceladas. En FEAPS también prestamos apoyo a éstas personas a través de nuestra red de centros y servicios.

Personas con grandes necesidades de apoyo: este año 2016 vamos a centrar gran parte del trabajo de nuestra organización en las personas con grandes necesidades de apoyo: personas con menor capacidad de comunicación y expresión, movilidad, trastornos de conducta asociados a su discapacidad intelectual o del desarrollo, etc. Entre otras cosas, investigaremos y difundiremos la realidad de estas personas.

Área de Mujer: mostramos especial sensibilidad en la reivindicación de la igualdad de género en general y en el colectivo de las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo. También la aplicamos en nuestra organización a través de nuestros planes de igualdad. Junto a ello, participamos en la Comisión de Mujer y Discapacidad del CERMI y participamos en diversos foros en este ámbito.

Personas inmigrantes. El fenómeno de la inmigración en España ha supuesto un nuevo reto para nuestras entidades al incorporar y atender a personas con discapacidad intelectual o del desarrollo de origen extranjero, así como a sus familias.